En el marco del ciclo Salud Responde, que se lleva adelante desde el Ministerio de Salud, se realizó una entrevista al Dr. Ariel Trejo, médico dedicado a la medicina crítica y actual director del Servicio de Emergentología de la Provincia de Santiago del Estero -107 (SEASE). Con al finalidad de contarle a la población cómo funciona, este servicio y como se adaptaron su formas de trabajo en el contexto de pandemia para poder brindar un servicio de calidad en la atención a todos los ciudadanos.
¿Cómo definimos al servicio 107?
El 107 es un servicio creado aproximadamente hace 20 años su principal función es la atención pre hospitalaria de los pacientes que se generan por trauma vehicular. El 90 % o 95% de la casuística antes de la pandemia es la accidentología, pero a raíz de la pandemia esto a cambiado, desde la logística, la central de comunicaciones y la parte operativa misma que trabaja en la calle con los móviles todos los días.
En este contexto de pandemia ¿cómo se fueron dando esos cambios?
Para hacer un poco de historia comenzó aproximadamente las primeras semanas de febrero cuando se comenzó a avizorar la pandemia y entendíamos que el lugar por el que iba ingresar iba ser Rio Hondo, por el aeropuerto. Porque se tenía planificado la fecha del Moto GP y que era siguiente a las fechas de Tailandia y Estados Unidos.
Entonces empezamos a trabajar en un equipo el cual estaba liderado por Dra. Coronel, el Dr. Gallardo, el Dr. Carabajal y quienes les habla. Nos reunimos con la gente del Hospital de Termas, el Aeropuerto de Termas con la ANAC y con Aeropuertos 2000 y con la gente de la PCA, y los Bomberos y comenzamos a establecer los protocolos de trabajo. Pero esto se vino abrumadoramente, entonces dejamos de reunirnos para abocarnos específicamente a la problemática del ingreso de argentinos que venían del exterior.
¿Cómo fue esta nueva etapa?
Empezamos a trabajar con los hisopados, y empezamos a ver cuál era la mejor manera de proteger a nuestra área operativa diariamente, teníamos que vestir a los móviles con plástico para tener a disposición de la provincia de Santiago del Estero. Pusimos dos móviles operativos todos los días.
Nosotros habitualmente como les decía al principio nuestro primer objetivo es el trauma, y con la pandemia empezamos a virar por la cantidad de demanda que nos planteaba la situación en ese momento.
¿Cómo se resolvió con el interior provincial?
El SEASE por una cuestión geográfica responde a la ciudad de Santiago del Estero, pero con la pandemia tuvimos que trabajar en otra ciudades, empezamos por Selva y seguimos por las otras localidades que necesitaban como Colonia El Símbolar, La Cañada , Fernández, Forres , Icaño. La última intervención fue Suncho Corral donde fuimos a buscar la paciente que había dado positiva.
¿Cómo se presentaron los cambios en la central de comunicaciones, con respecto al incremento de consultas?
Cuando empezó todo esto, en los primeros días de marzo teníamos 100 o 120 llamadas por día. Teníamos 2 radio operadores y con eso estábamos bien cubiertos las 24 hs. Con tres móviles operativos de 24 hs, con una configuración de chofer y técnico en emergencias médicas. Empezamos a ver que la cantidad de llamadas se iba incrementando, y sumamos a dos puestos telefónicos más, y después a seis. Empezaron a subir de 600 a 800 llamadas y tuvimos entre la segunda y tercera semana de marzo 1200 llamadas. No era posible la atención en la estructura para tanta llamada, entonces decidimos migrar hacia el Fórum donde hoy está instalado nuestro call center donde la comunicación es hoy específicamente el 90 % relacionado al Covid-19.

📷
¿Cómo funciona el call center?
Ahí tenemos 6 operadores, hemos necesitado reclutar y gracias al Programa Sumar hemos puesto a disposición 3 personas más a la mañana y 3 a la tarde para apoyarnos y colaborarnos en la atención telefónica.
Tenemos 3 médicos que trabajan una franja horaria de 16 a 17 horas desde las 8 de la noche hasta las 22 o desde las 9 a 23 que son los que realizan las teleconosultas y son los que determinan si va el móvil a hacer atención en el domicilio o extraer a ese paciente hasta el hospital de referencia, el Independencia.
Hemos logrado una base periférica fuera de las instalaciones habituales en el Hospital Independencia, allí nos han dado un lugar y desde ahí trabajamos con los móviles que es uno de 24 y otro de 12 horas en todos los casos de Covid, esos móviles están dedicados casi exclusivamente, pero si hay una cosa operativa también los podemos usar.
¿Cómo se trabaja desde ese móvil?
Habitualmente es un refuerzo en los controles de la terminal de las personas que vienen de otras provincias o de los repatriados. Se hace traslados de pacientes sospechosos de baja mediana y alta complejidad. Para la alta complejidad, hemos refuncionalizado un equipo de asistencia respiratoria mecánica, y a quedado a disposición ese móvil especialmente para pacientes ventilados.
Habitualmente todos los días hay hisopados, hacemos los traslados de los pacientes hacia el lugar asignado, que en este momento es el hospital Independencia. los llevamos desde su domicilio al hospital donde se hace el hisopado, y los llevamos de vuelta al lugar donde continúan su aislamiento social obligatorio.



Teniendo en cuenta que hoy nos encontramos en otra fase de la cuarentena, ¿ha disminuido la demanda por casos sospechosos?
Hoy por hoy la demanda ha disminuido significativamente de aquella explosión que se produjo en la primera quincena de marzo, hoy de los 800 llamados tenemos aproximadamente 250 llamados inclusive un día tuvimos 70 llamados, en ese momento pensamos que volvíamos a la normalidad pero no, estamos en época de pandemia.
¿Ante que situaciones se comunican los ciudadanos?
Si el ciudadano tiene una necesidad, si tiene fiebre y dudas, debe comunicarse con el 107 y ahí le van a ser las preguntas de rigor para saber si viene del exterior o zona de circulación comunitaria o si esta en aislamiento se toman las medidas necesarias y generalmente es el médico el que decide si se queda en la casa o sugiere un tratamiento o lo vamos a buscar y lo traemos al hospital.
Si es necesario trasladar al paciente con mayor complejidad y también puede ser que inclusive allá llegado al hospital CISB, Regional, Neumonológico por sus propios medios y allí haya decidido el equipo de salud que vayamos a buscarlo. La comunicación con el 107 es abierta a cualquier necesidad del ciudadano, inclusive hemos recibido reclamos o denuncias que también la tomamos y las direccionamos para que se puedan resolver porque trabajamos en conjunto con el comité de crisis, donde forma parte el Ministerio de Salud y la Policía.
La verdad es que se está haciendo un trabajo grande, que no deja de generar un poco de temor en los colaboradores del 107, pero debo reconocer que se han puesto la camiseta, tienen compromiso y ese compromiso diario que tienen se ve reflejado en la asistencia que tienen en cada turno de trabajo. Hay valorar lo que ha hecho en Santiago del Estero, se trabaja mucho para que el virus no ingrese a nuestra provincia.
Con respecto a cómo se trabajó con los casos positivos que hubo que asistir, ¿qué puede comentarnos?
Tienen que tener en cuenta que los casos positivos han sido de viajeros que han venido del exterior o los obreros golondrinas que han ingresado a la provincia y se los detectó en un retén y antes que vayan a su domicilio en un lugar intermedio, se han generado protocolos. Venimos teniendo buenos resultados pero no nos relajemos.
¿Cómo se interpreta el nivel de exposición que tienen ustedes, las personas que asisten y tienen que hacer los hisopados?
Uno se expone permanentemente a que pueda contagiarse, nosotros nos testeamos después de ciertas semanas para saber si estamos contagiados o no porque estamos expuestos. Yo soy una de las personas que he hisopado cuando vamos al interior o incluso aquí en la capital y así hay un grupo de profesionales que desarrollamos esta actividad.
No nos relajemos, a las normas hay que cumplirlas y están los equipos trabajando todos los días para eso. Es importante todo el trabajo que se viene haciendo para que la provincia no tenga casos positivos y que la ciudadanía tenga esa conciencia, que todos los días hay gente trabajando para que podamos estar en este status en de la epidemia.

Rodo Claramonte