Alberto Fernández dijo hoy tener un “enorme orgullo” por el comportamiento de los ciudadanos durante la pandemia de coronavirus y consideró que la Argentina está “logrando los objetivos” planteados para controlar el avance de los contagios, durante una conferencia de prensa en la quinta de Olivos.

“El decreto va a disponer que toda la Argentina pasa a la fase cuatro, mientras que el AMBA sigue en la tres. Esto no es un avance ni un retroceso, es trabajar con seriedad. En la Ciudad y el Gran Buenos Aires siguen las cosas como hoy”, indicó el Presidente.

Esto se debe, según explicó en la conferencia de prensa en la quinta de Olivos, a que “para pasar a la apertura progresiva hace falta que el tiempo de duplicación de casos sea superior a los 25 días, eso se ha logrado en toda la Argentina menos en el AMBA”. Actualmente, precisó, el tiempo de duplicación de casos promedio en todo el país es 25.1 días.

El presidente Alberto Fernández anunció esta noche que el aislamiento obligatoriopasará a una nueva fase en todo el país salvo en el área metropolitana de Buenos Aires (AMBA), donde continuará en las mismas condiciones que hasta ahora.

“No es un avance ni un retroceso, sino trabajar con seriedad, el objetivo no se pudo alcanzar”, argumentó el jefe de Estado en una conferencia de prensa que ofreció en la quinta de Olivos acompañado por el gobernador bonaerense, Axel Kicillof, y el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta.

Además, criticó a un sector de la oposición quienes “convocan con gran imprudencia al descuido de la gente” al presionar para levantar el aislamiento: “No me van a torcer el brazo, voy a cuidar antes que nada a la gente”, afirmó, al ratificar su decisión de continuar con el aislamiento social para combatir el coronavirus y apuntó.

“La situación de Argentina es un situación bastante controlada, si se compara con otros países de la región, como Ecuador, Brasil y Chile”, manifestó.

Asimismo, aseguró que “no me van a torcer el brazo, voy a cuidar antes que nada a la gente” al ratificar su decisión de continuar con el aislamiento social para combatir el coronavirus y apuntó contra un sector de la oposición que “convocan con gran imprudencia al descuido de la gente”.

“Tengo la suerte de gobernar con gobernadores que valoro mucho sus trabajos, también con los opositores”, destacó el presidente.

El aislamiento social, preventivo y obligatorio fue dispuesto por el titular del Poder Ejecutivo el 20 de marzo último por la pandemia de coronavirus, con los primeros casos que comenzaron a detectarse en el país.

Mercedes