Se fijó la línea de acción que deberán observar las fuerzas policiales y los inspectores municipales encargados de las reuniones bailables que ya se iniciaron en nuestra ciudad.

El juez de Faltas de la Municipalidad de la Capital, doctor Marcelo Agüero, dio a conocer ayer las instrucciones para aplicar en los procedimientos de control de las reuniones de carnaval que se desarrollarán desde este mes y durante todo el mes próximo en nuestra ciudad y alrededores.

En uno de los puntos, las medidas dispuestas por el juez de Faltas indica que serán sancionados con dureza los propietarios del local o, solidariamente los organizadores de las fiestas en las que se sorprenda a menores permaneciendo fuera del horario permitido, o consumiendo bebidas alcohólicas.

Esta medida, es sin perjuicio de la responsabilidad que le pueda caber a los padres o a las personas mayores que se encontraren a cargo del menor.

Las instrucciones

En el primero de los puntos expuestos por el letrado, se especifica que “solo podrán realizarse las reuniones de acceso público en lugares habilitados por la Oficina Única de Habilitaciones de la Municipalidad, que cuenten con certificados de bomberos y licencia policial para expender bebidas alcohólicas”, y que “los lugares que no cumplan con estos requisitos serán clausurados de acuerdo con lo dispuesto por el art. 86 del Código de Faltas Municipal”.

También especifica claramente que “debe respetarse el horario de restricción para el expendio de bebidas alcohólicas bajo apercibimiento de clausura”.

Sobre la permanencia de menores en estas reuniones, fija que podrán hacerlo “en los horarios permitidos y no podrán consumir alcohol”, y que en caso de comprobarse la violación a esta medida, “podrá responsabilizarse el titular del local y al organizador solidariamente de acuerdo con la prueba de cargo, sin perjuicio de la responsabilidad que pueda caberle a los padres en el ejercicio de la responsabilidad parental”, y que los locales podrán ser pasibles de una fuerte multa o incluso la clausura, “de acuerdo con los hechos que se comprueben”.

Padres o responsables

“Si los menores que fueran detectados consumiendo bebidas alcohólicas estuvieren acompañados por quien ejerza la patria potestad, la responsabilidad por la infracción será de esa persona a quien se identificará con sus datos personales. Si ello no fuere posible el menor será trasladado a un lugar seguro para ser entregado a una persona responsable de su custodia”, especifica el juez.

También se puede llegar a que la custodia del menor sorprendido en falta sea “discernida judicialmente previa identificación personal”.

Mercedes