El subdirector ejecutivo del PAMI, Martín Rodríguez Alberti, aseguró hoy que en la gestión anterior “entre un 23 y un 24 por ciento de los afiliados no podía consumir la receta completa del médico”, porque no podía pagar todos los remedios, y ahora “si puede tener todo lo que necesita” y eso impacta en lo clínico y la economía del jubilado.

“Entre un 23 y 24 por ciento de los jubilados antes no podía consumir la receta completa del médico porque no podía pagar todos los medicamentos, pero ahora tiene todo lo que necesita. No solo tenía que pagarlos sino que recibía aumentos de servicios, por eso uno veía a personas mayores elegir qué consumir”, explicó el funcionario.
Sobre los nueve meses de gestión en el organismo nacional, Rodríguez Alberti dijo que el balance es “muy positivo”, porque “hay un beneficio económico, porque los medicamentos son gratuitos”, y porque “el promedio de ahorro de un afilado en todo el país es de 3.200 pesos, que antes eran para medicamentos y que ahora lo puede usar en otra cosa”.

“Pero además esto mejora no solo la capacidad adquisitiva de la jubilación, sino que ayuda a dinamizar las economías de todas las ciudades del país, y por otra parte tiene un efecto sanitario, porque los remedios que antes no podían consumir, porque no les alcanzaban los haberes, hoy sí, y eso fortalece la clínica de personas mayores que son de riesgo ante esta situación de la pandemia de coronavirus”.

Por otra parte, el subdirector del PAMI contó que “cuando llegamos al organismo estaba virtualmente quebrado, tenia un déficit anual de 20.000 millones de pesos, y hacia ocho meses que no se pagaban remedios oncológicos”
“Ahora con la asistencia del Estado Nacional -porque no pudimos recuperar los ingresos del PAMI por la pandemia- estamos reorganizando el organismo”, aclaró.
Y resumió: “Cuando llegamos nos pusimos tres objetivos, cumplir la promesa de campaña de Alberto Fernández de los medicamentos gratis, que ya lo hicimos, segundo mejorar las prestaciones sanitarias y tercero agilizar los tramites porque eran complejos”.

“En esto estamos trabajando y la ventaja del aislamiento y la pandemia es que obligó a una migración de trámites al sistema web y una adaptación al uso de las tecnologías, y ahora muchos trámites que había que hacerlos en la agencia, se puede hacer en la web, como en el caso de la receta digital que tanto beneficio le trajo a los afiliados”, concluyó.

Rodo Claramonte