“El mensaje se resume en dos palabras: continuidad y profundización”, sostuvo por su lado Marcelo Barbur, presidente provisional de la Legislatura.

José Emilio “Pichón” Neder, vicegobernador y presidente provisional de la Cámara de Diputados de la provincia, remarcó sobre el discurso de la gobernadora que fue “muy claro, marcando la impronta social como mujer, como una mujer que entiende y comprende la realidad de las familias santiagueñas y en ese sentido enmarcando un proceso que lleva 12 años, desde el año 2005, cuando el Dr. Gerardo Zamora nos plantea a los santiagueños este proyecto de unidad provincial, lo lleva adelante, en la construcción real de la infraestructura que Santiago necesitaba para poder avanzar y crecer en forma sostenida”.

“En esa realidad se enmarcó el mensaje de la gobernadora y creo que le dio esa impronta social que hoy más que nunca con la realidad económica que vive la Argentina, nos hace falta a los santiagueños”, postuló.

“Creo que en ese compromiso, todos los que ejercemos la función pública, todos los que tenemos algún compromiso real con la sociedad santiagueña, tenemos que ceñirnos en ese marco de grandeza, de trabajar para todos, sin ninguna especulación personal ni que sea propio de los sectores concentrados que hoy están perjudicando muchísimo a la economía de toda la Argentina”, concluyó.

Por su lado, Marcelo Barbur, presidente provisional de la Cámara de Diputados de la provincia, opinó que el mensaje fue “muy emotivo, muy contundente, que se resume en dos frases: una continuidad y profundización de lo que se viene haciendo en estos doce últimos años”. Rescató que Claudia de Zamora imprime a su gobierno “un fuerte contenido social y manteniendo por supuesto todas las conquistas para seguir avanzando en decisiones clave, sobre todo en lo social, beneficiando a los sectores más vulnerables de nuestra provincia”.

Resaltó que ello es posible fruto de “una administración responsable de las finanzas públicas, que nos permite tomar decisiones con recursos propios para beneficiar a los sectores que más lo necesitan”.

Sostuvo que es clave en eso “el aumento de los fondos en la tarjeta social, llevándolo de 150 pesos a 400 con fondos propios y también un fuerte impulso a las viviendas sociales, solicitando a los intendentes y organizaciones no gubernamentales que hagan el esfuerzo máximo posible para poder concretar la meta de llevar a todas las familias de nuestra provincia que habitan vivienda rancho, una solución habitacional”.

Por Mercedes