Mauricio Macri llegó este domingo a Bruselas, Bélgica, donde mañana lo espera una agenda intensa, acompañado de la primera dama Juliana Awada y la canciller Susana Malcorra.

El Presidente fue recibido por el embajador ante el Reino de Bélgica, Pablo Grinspun, y el embajador ante la Unión Europea, Mario Verón Guerra.

Mañana tendrá una jornada de encuentros con autoridades de la Unión Europea (UE). Luego, su gira presidencial continuará el martes y miércoles en Alemania, donde se reunirá con las principales autoridades de la UE y la canciller alemana, Angela Merkel, respectivamente.

Tras el encuentro que mantuvo el sábado con su par francés, François Hollande, y ants de partir hacia Bruselas, el mandatario argentino se tomó un respiro y aprovechó su presencia en la capital de Francia para disfrutar de un típico almuerzo de domingo en privado con su mujer.

Mirá también: Tras el Brexit, Macri habló con Hollande de estrechar la relación con Europa

Quisieron alejarse un poco del bullicio y el agitado movimiento que registraba el lujoso hotel donde se alojaban, muy próximo a la Avenida de los Campos Elíseos y con vistas impresionantes de París y la Torre Eiffel, para comer con tranquilidad en un restaurante que eligió la primera dama.

Luego regresaron al hotel y partieron con la comitiva oficial hacia el aeropuerto, desde donde volaron hacia Bruselas en un avión privado.

Mirá también: Buenos días compañero Mauri

Su escala en París sirvió al mandatario para hablar con el jefe de Estado francés de estrechar la relación de Argentina con Europa, sacudida por el Brexit.

Las consecuencias de la decisión británica de abandonar la Unión Europea (UE), sus dudas y las posibilidades de avanzar en las negociaciones entre el Mercosur y la UE, cuando la Argentina impulsa la convergencia como nueva política, estuvieron en el corazón de esta conversación de 50 minutos.

Mirá también: Macri considera un “paso grande” la ley de pago a jubilados: “Fueron muchos años de estafa”

El acuerdo de libre comercio entre ambos bloques es una de las prioridades de la agenda del presidente argentino en su gira por Europa y, por lo tanto, volverá a estar sobre la mesa el lunes en sus encuentros con las autoridades europeas en Bruselas.

Macri tiene previsto reunirse mañana con la Alta Representante de la Unión Europea para la Política Exterior, Federica Mogherini, en la sede de la Comisión Europea, y luego almorzará con el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, en esa institución. Por la tarde, antes de viajar hacia Berlín será recibido junto con su esposa en el Palacio Real por los reyes Felipe y Matilde.

Mirá también: Papa Francisco: “No tengo ningún problema con Macri. Es una persona noble”

El martes comenzará su visita oficial a Alemania con una reunión con el ministro de Economía y vicecanciller federal, Sigmar Gabriel. Luego se entrevistará con el presidente de la República Federal de Alemania, Joaquim Gauck, y posteriormente mantendrá un almuerzo de trabajo con la canciller Angela Merkel.

El miércoles la agenda presidencial tendrá un perfil más económico y empresarial, ya que el mandatario se entrevistará con los presidentes de dos automotrices y participará de un almuerzo de las Cámaras de Comercio de Alemania, que cerrará el Foro Económico Argentino-Alemán.

Mirá también: Para Ernesto Sanz, el caso López acelera la caída del kirchnerismo y le da “oxígeno” al gobierno

La visita a Alemania es en respuesta a la invitación que le hizo Merkel cuando Macri asumió la presidencia de Argentina. Uno de los objetivos principales es atraer nuevas inversiones e incrementar el intercambio comercial y tecnológico, puesto que Alemania puede aportar en ese sentido al desarrollo de la industria agroexportadora argentina, uno de los principales motores económicos del país.

Mercedes