El párroco de la Catedral Basílica, Rolando Tenti pidió reflexionar acerca del significado de la celebración.

 

En la homilía de la misa central en la Catedral Basílica, el párroco Rolando Tenti criticó el hecho de celebrar la Pascua sólo como “una multiplicación de ritos”. “Cada año, volvemos a repetirlos, pero para nosotros no hay ese paso de la muerte a la vida, por eso es que hemos celebrado tantas Pascuas y tal vez nuestra vida sigue exactamente igual que antes”, supuso.

 

El templo estaba colmado de fieles a quienes les indicó: “Si yo preguntara qué significa celebrar la Pascua de Jesús, probablemente escucharemos respuestas diferentes. Para muchos, supone simplemente una multiplicidad de ritos que organizamos por estos días: el domingo pasado con la bendición de ramos, hoy (por el jueves) con el lavatorio de los pies, mañana con la adoración de la Cruz, el sábado con la con la bendición del fuego, del agua”, describió.

“Otros piensan que es cumplir con ciertas prescripciones de la Iglesia, como confesarnos, comulgar”, admitió y explicó que “todo eso hace a la Pascua, pero si nos quedáramos solamente en eso no habríamos entendido la profundidad de lo que estamos celebrando”.

El padre Tenti manifestó sus intenciones de referirse al significado real que, para Cristo, “fue pasar de este mundo al Padre, volver a la Gloria que tenía antes de su encarnación. El paso de la humanidad de una situación de pecado, de muerte y de condena, a una situación de gracia, santidad, de conciliación con Dios”, dijo.

Entonces, “para nosotros debe significar el paso del hombre carnal al espiritual, del que está muerto y sepultado, a la vida y gracia de Dios”, ratificó a los fieles.

 

 

Mercedes