El gobierno provincial continúa con el plan de erradicación de las viviendas ranchos de la provincia.

 

El plan, implementado por la gobernadora, Dra. Claudia de Zamora, se inauguraron más viviendas sociales, en el departamento Banda, más precisamente en la localidad de Tajamar, “y planificamos realizar muchas más con la ayuda de nuestra gobernadora Dra. Claudia de Zamora”, dijo la presidenta de la ONG “Esperanza Vive”, Lidia Ovejero.

El ministro de Desarrollo Social Dr. Ángel Niccolai y vecinos de la zona, acompañaron a las familias adjudicatarias en un sencillo acto de inauguración de sus nuevas casas.

La primera beneficiaria fue la familia de David Gerez, que viven hace muchos años en casas prestadas o en un rancho con todos los inconvenientes que eso implica: inclemencias del tiempo, insectos, peligro, etc. “Nunca pensé que viviría en una casita como esta, es muy duro vivir en un rancho, por el frío sobre todo, porque al ser de adobe, el frio pasa, al igual que la lluvia. Le agradezco a los que me ayudaron a hacer esto posible, a la Sra. Lidia y sobre todo a la gobernadora Dra. Claudia de Zamora, porque sin el apoyo de ella no hubiera sido posible”, dijo David muy emocionado.

Otra casa en quedar inaugurada fue la de don Oscar Sayago, quien está a cargo de su nieta con quien vive en un rancho hace 5 años: “pero a partir de hoy ya tendremos nuestra casita, y así podremos salir adelante. Gracias a la gobernadora Claudia de Zamora y al Dr. Gerardo Zamora por no olvidarse de nosotros”, remarcó.

La familia de Lorena Morán agradeció la casa y los muebles con los que entregan las mismas: “es una oportunidad que solos no podríamos haber tenido, gracias a la gobernadora y al senador por ayudarnos a cambiar nuestras vidas”.

El ministro Niccolai, se mostró muy satisfecho por el trabajo que hizo la ONG, ayudados por los vecinos. “Cada vez que inauguramos una casa de este programa de viviendas sociales, la gobernadora se pone muy contenta. La provincia invierte buena parte del presupuesto anual, para llevar adelante este proyecto, y lo hacemos convencidos de que darle un techo digno a los santiagueños, merece el esfuerzo de todos. Sé que todavía nos falta mucho, pero estamos en camino. Quiero remarcar, que el dinero que se destina para materiales y mano de obra, muchas veces es justo, y son las asociaciones o comisiones, o intendencias, las que completan para terminar. En esto no hay rédito económico para nadie, solo nos mueve el compromiso con nuestra gente”.

“Recuerden que este es un programa que tiene muchos objetivos, el principal es terminar con los ranchos y con el mal de Chagas, pero también fomenta el arraigo, mejora la calidad de vida, la salud, el respeto por nosotros mismos, así que hay que seguir trabajando con fuerzas”, remarco el ministro Niccolai.

 

Mercedes