El Presidente de la Nación dio su punto de vista ante lo ocurrido con el diputado salteño del Frente de Todos, en medio de la sesión virtual de la Cámara baja, y aseguró que sintió indignación.

Luego de lo acontecido, el presidente de la Cámara baja, Sergio Massa, suspendió la sesión y pidió la expulsión del diputado. Las imágenes se virilizaron en las redes sociales y rápidamente fueron repetidas por diversos medios de todo el mundo.

Alberto Fernández no esquivó el escándalo generado por el diputado Juan Emilio Ameri y aseguró que se sintió “indignado” tras lo ocurrido. Cabe recordar que el legislador por la provincia de Salta en representación del Frente de Todos apareció en medio de la sesión del Congreso realizando un acto sexual junto a su pareja.

Ante esto, Alberto Fernández realizó declaraciones radiales donde confirmó que sintió “indignación” al enterarse de este hecho y celebró la suspensión de legislador. “Pasó algo grave y la política no debe pasarlo por alto“, expresó el Presidente y añadió: “Un diputado es un representante del pueblo. Lo que no puede pasar, es que no pase nada, porque sino en la política todo nos iguala”.

El jueves por la tarde el diputado nacional de Frente de Todos Juan Ameri protagonizó una escandalosa situación en vivo en plena sesión virtual en la Cámara de Diputados. Horas más tarde, presentó la renuncia y fue aceptada por la mayoría de los legisladores, es decir, 224 positivos.

No obstante, la votación contó como una negativa y tres abstenciones. Se trata de los legisladores Alfredo Schiavoni (votó en rechazo), Javier Campos, Toti Flores y Fernando Iglesias.

Según informó TN, los diputados consideraron que, en realidad, Ameri debía ser expulsado, pues de esta manera el exlegislador puede volver a presentar con una nueva candidatura en las elecciones legislativas del  año 2021.

“Una abstención fue mía. Si se le acepta la renuncia no se le puede expulsar, que es lo que corresponde”, expresó Iglesias del PRO en su cuenta de Twitter.

Por otro lado, Alfredo Schiavoni sostuvo que votó en contra porque él consideraba que al haberse formado la comisión para juzgar la conducta “había que dejar que esta se expida y me parecía que la única salida debía ser la expulsión”.

En ese mismo sentido, se expresó Toti Flores. “Un diputado que comete este clase de hechos merece la expulsión”, dijo.

Ameri presentó su renuncia hoy por la madrugada y el Congreso la aceptó a las pocas horas. “Ante el hecho de público conocimiento, me dirijo a usted para pedir disculpas por mi conducta durante la sesión especial remota del día 24 de septiembre del corriente. No fue de ningún modo mi intención faltar el respeto a esta Honorable Cámara, a mis pares diputados y diputadas, ni al pueblo salteño que me eligió”, escribió.

“Consciente de la responsabilidad que mi cargo representa, pongo a disposición mi renuncia como diputado nacional y seguiré trabajando por mi querida provincia de Salta y para que Argentina se ponga de pie”, concluyó.

Mercedes