El Dr. Manuel Barthe explicó que “hay casos donde se dice que fue bronco aspiración, pero en realidad puede haber habido otra causa como convulsiones y el mismo contenido gástrico puede ir a los pulmones”. Pero “con las medidas preventivas no hay riesgo de bronco aspiración”. “No debe haber pánico, ni miedo, sino actuar en esos minutos de oro hasta llegar a un centro asistencial”, añadió el pediatra.

En cuanto al amamantamiento, dijo que “la madre no debe hacerlo con el bebé acostado, sino que debe estar sentada en determinada posición, que sea un momento tranquilo para alimentarlo, porque a veces el bebe chupa mucho aire, se queda dormido y no hace el provecho suficiente. El hecho de dormir en la misma cama también puede producir asfixia y estrangulaciones sin darse cuenta. Por eso no se recomienda el colecho”.

Además, recalcó que en el momento de amamantarlo, es recomendable colocar al bebé semis sentado y sujeto al regazo.

También se aconseja asegurarse que el bebé eructe periódicamente para que libere el aire que queda atrapado en el estómago y no salga la leche ingerida.

Por último, el vicepresidente de la Sociedad Santiagueña de Pediatría sostuvo que lo mejor es consultar con el pediatra de confianza ante cualquier síntoma.

 

Por Mercedes