Gran repercusión nacional tienen las reuniones convocadas desde el Ministerio de Ambiente de la Nación para tratar modificaciones a la Ley Nacional de Bosques 26.331 que prevé presupuestos mínimos para la protección ambiental de los bosques nativos.
Recientemente se llevó a cabo un encuentro virtual convocado por la Secretaria de Ambiente de la Nación, que estuvo representada por el Director de Bosques de Nación, Martín Mónaco y su equipo técnico, con representantes de la Secretaria de Ambiente de la Nación, delegados de Organizaciones no gubernamentales ambientalistas, organizaciones campesinas y de universidades.
En esta oportunidad representando a la Facultad de Ciencias Forestales de la UNSE estuvieron Publio Araujo y Miguel Brassiolo (Presiden te de la Red Agroforestal Chaco). También participaron representantes del MOCASE que integran la UPPSAN y de la Reserva Campesina Ojo de Agua.
Diferentes opiniones fueron expuestas, con respecto a la propuesta del Ejecutivo nacional de que se realicen algunas modificaciones a la ley de bosques. Hubo coincidencias en cuanto a la necesidad frenar la deforestación en Argentina, especialmente en la región del Parque Chaqueño.
Araujo y Brassiolo, representantes de la FCF, manifestaron que: “En nuestra intervención quedó claro que la Ley 26.331 es un buen instrumento. pero requiere adecuaciones y actualizaciones que sean coherentes con las realidades cambiantes en los territorios. Manifestaron que es de urgente tratamiento por cuanto el desmonte no ha parado, ni aún durante los períodos más críticos de la pandemia. Argentina debe definir una política clara de lo que se quiere para los bosques y recursos naturales y ambientales en general”.
En ese sentido los docentes manifestaron: “se debe definir cuál es la superficie y calidad de los bosques nativos a mantener en forma sostenible. Esta es una decisión de carácter político más allá de la legislación”. En la reunión se acordó que la Dirección Nacional de Bosques continuará convocando a todos los actores que se vinculan con los bosques y las comunidades que los habitan”.

Rodo Claramonte