La intendente de la Capital, Norma Fuentes, participó de un emotivo acto por los 25 años de la fundación del Grupo Renacer Santiago del Estero, en el espacio verde que la entidad cuenta en el Parque Oeste denominado “Paseo de la vida”.
Acompañada por el presidente del Concejo Deliberante, Humberto Santillán, y la titular de la asociación que ayuda a los padres que perdieron a sus hijos, Graciela Aguiar, descubrieron una escultura elaborada por el artista Juan Bejarano que simboliza la trans3guración entre lo temporal y lo eterno.Además asistieron los secretarios de Coordinación, Alejandra Yoshitake; de Gobierno, Néstor Machado, y los subsecretarios de Cultura, Rodolfo Legname y de Gobierno, Diego Brunet, e integrantes de la entidad.
La ceremonia dio inicio con una reseña histórica del grupo, su labor y la tarea que desarrollan hasta el presente en la asistencia a padres que perdieron a sus hijos. Fuentes destacó la labor que lleva adelante la endad y la trascendencia que tiene para quienes vivieron momentos difíciles como es la pérdida de un hijo sentir el apoyo y la contención. A la vez, valoró que a partir de la esperanza han podido reconstruir un espacio y brindar la fuerza necesaria a través de la ayuda.A su turno, Graciela Aguiar, agradeció al municipio por la permanente colaboración con Renacer a las iniciativas que surgen de la asociación, además de destacar la renovación del paseo. “A través de 25 años tenemos varias camadas de papás y el trabajo de Renacer es darle herramientas para que puedan trabajar en sí mismos”, indicó, en coincidencia con Daniela Ledesma y Ana María Díaz, también representantes de la organización, quienes recordaron que la fundación en Sanago del Estero del grupo fue de la mano de la familia Guardo-Aguiar.
Por su parte, el escultor Bejarano, hizo uso de la palabra y explicó su inspiración para la obra denominada Tabórica en homenaje a esos padres que perdieron a sus hijos, en cual combinó elementos que simbolizan al hombre, la mujer, el tiempo, la luz, los colores, la transformación y el renacer. Posteriormente, se hizo la plantación de árboles en el predio que representan la vida.