En el marco del ciclo Salud Responde que viene desarrollando el Ministerio de Salud de Santiago del Estero, se llevó a cabo una entrevista con el Dr. Pedro Carrizo, especialista en medicina familiar, salud social y comunitaria y quien se desempeña como director de la Dirección de Maternidad e Infancia. Este encuentro tuvo como objetivo difundir a la comunidad cómo se organiza el trabajo articulado entre distintas áreas, direcciones y programas con los centros de salud para hacerle frente a las enfermedades prevalentes que pueden presentarse durante esta época del año, el invierno.


Con los cambios de estaciones, se manifiestan enfermedades ¿Cómo se organiza el trabajo de prevención, ante los cambios de temporada?

Hace muchos años, convenimos, entre distintos efectores de la provincia en trabajar principalmente en lo que denominamos las patologías prevalentes en los niños. ¿Y que son las enfermedades prevalentes? Son las enfermedades que afectan a aquellos niñitos que tienen más posibilidad de tener riesgo sanitario de enfermedades por alguna enfermedad propia de esta época del año.
También hacemos lo mismo en los meses de verano, con la campaña de verano estival, en la que trabajamos en dos áreas principalmente, en la prevención de las diarreas y de la deshidratación.
En esta época del año estamos abocado en pleno a la campaña de invierno donde trabajamos en tratar de prevenir, mitigar, lo que más podemos en lo que es la prevención y tratamiento de la bronquiolitis. Que es una enfermedad que se presenta en aquellos niños menores de dos años que puede ser desde el nacimiento y que presentan un primer síndrome obstructivo bronquial. Seguramente un nene que ha concurrido a un centro de salud para que lo evalué el pediatra o médico de familia o general, ha presentado un síndrome sibilante, la mamá suele decir “le silba el pecho” y es así, se produce una respuesta inflamatoria en el árbol pulmonar que produce una dificultad en la entrada y salida del aire por lo cual silva, la mamá lo expresa claramente en la consulta cuando dice “le silba el pecho”, el médico tiene algunas herramientas en la evaluación clínica y lo va posicionar al menor en alguna situación de riesgo, que lleva alguna práctica terapéutica a aplicar.

¿Cómo viene trabajando el Ministerio de Salud en torno a esto?
Nos venimos preparando para que todos los niños y niñas de Santiago tengan por lo menos las herramientas para que se mitigue la carga de consultas sanitarias por bronquiolitis. En este sentido lo que hacemos primero, es socializar. Estamos en contacto con los distintos efectores para que trabajemos en conjunto para todas aquellas acciones en pos de llevar una estrategia sanitaria. Parte de la campaña de invierno, es enseñarle a la mamá o persona a cargo del niño/a cómo usar de manera correcta el salbutamol con aerocámara. Este es un medicamento que desde la upa se le enseñará como utilizarlo, con sus normas de higiene y se le indicará por un tiempo acotado.

Ya que hablamos de normas de higiene, en este contexto de pandemia, ¿qué sería lo importante a tener en cuenta a la hora de administrar los medicamentos en la casa?

En este contexto de Covid, cuando hablamos de “quédate en casa”, no es quedarme a que me pasen los días sino es que estoy en casa con todas las normas que el sistema sanitario viene informando para que nos cuidemos entre todos. La famosa frase que “nos cuidemos entre todos”, justamente es eso, es un proceso de enseñanza aprendizaje, traducir lo que desde el sistema de salud se nos enseña, cómo nos tenemos que cuidar, el lavado de manos oportuno y correcto, el uso del alcohol en gel, etc.
En este caso en la campaña de otoño invierno hacemos hincapié en cómo vamos a higienizar la Aerocámara. Esto no es todo porque la más importante dentro de la campaña de invierno es la organización del sistema sanitario.

¿Cómo es esa organización?
Usted probablemente visualiza al sistema sanitario con la idea del hospital, de la salita o de la UPA. Pero detrás de todo esto hay un acompañamiento al servicio de salud que es enseñarle a mirar, ver, evaluar y catalogar cada niño en el estado que llega a la consulta para poder tomar una estrategia de tratamiento o de derivación al lugar que corresponde.
Desde el ministerio, con los equipos de salud empezamos a trabajar en el supuesto de preparar a nuestra gente para lo que va venir, en este sentido hay una cierta alegría en el equipo del ministerio porque hemos estado viendo que con el “quédate en casa”, la carga sanitaria por consultas por bronquiolitis no ha sido tanta como años anteriores.

¿Y que pasó?
Y yo creo que el “quédate en casa” funciona, si pudimos aplanar y mitigar el efecto que no ha ocurrido en otros países en cuanto al covid, se está de una manera similar en otras patologías respiratorias en este caso la carga de consulta por síndrome obstructivo bronquial agudo no es tanta como en otros años. Eso no implica que el trabajo está terminado, a cabo de decir que epidemiológicamente haciendo un racconto de todos los que nos acontece todos los años con los casos que llegamos a determinar hemos visto que el pico primero es junio o julio pero después tenemos un pico en septiembre, entonces probablemente en este pico de septiembre vamos a tener que tener cuidado, el ministro de salud de la nación dice que “tenemos que preparar el sistema de salud sanitario”, estamos en sobre aviso que podemos tener un aumento de consulta, veremos a medida que vayamos avanzando en los días.
También es importante contar que hay otras estrategias en la campaña otoño invierno, tenemos un insumo que está determinado para una población muy específica que son los neonatos nacidos en el sector público y que tienen una situación de riesgo diferencial. Cuando uno habla de situación de riesgo diferencial, es aquel nenito que uno lo mira con cierto cuidado porque puede tener una posibilidad mayor de que vaya a tener una bronquiolitis y dada su condición, sea un evento desfavorable para su vida.

¿Quiénes son esos niños/as que pueden se considera en situación de riesgo diferencial?
Son aquellos neonatos que nacen con un peso menor de 1500 kg. O que nacieron antes de la semana 32 de gestación. En las maternidades y neonatologías se los capta, y se les realiza la aplicación del anticuerpo monoclonal Palivisumav, un nombre extraño pero se ha visto que el uso ha sido altamente efectivo en salud pública, se colocan 4 dosis ya colocamos la primera , estimamos estar terminando entre agosto y septiembre de este año.

¿Para qué sirve el anticuerpo monoclonal Palivisumav?
Últimamente a raíz de los tratamientos que se están realizando para el Covid, se ha escuchado mucho sobre el plasma. En el plasma hay anticuerpos que bloquean la acción del virus, lo que hace el Palivisumav es bloquear la acción del virus respiratorio que ocasiona la bronquiolitis.

¿Qué otra acción se lleva adelante en la campaña invierno?
Otra acción muy importante es la vacunación. Fundamental es que se aplique la dosis de vacuna antigripal en menores de 2 años. Y afortunadamente en la provincia hemos logrado abarcar a la población que la necesita en lo que va del año. Lo que es muy bueno porque los protegemos de la gripe, otra patología de prevalencia estacional, que impacta fuertemente. Y no olvidar que no es solo importante la vacuna de la gripe sino todo el calendario del sistema nacional de vacunación.


Rodo Claramonte