“La situación es grave y la carga de las instalaciones sanitarias ya está en parte al límite”, dijo Merkel al anunciar las medidas, que comenzarán a regir en febrero.

Alemania impondrá fuertes restricciones para las personas que no están inoculadas contra el Covid-19 a partir de febrero, y avanza con un proyecto de vacunación obligatoria, anunció hoy Angela Merkel, quien busca contener la cuarta ola en el país.

En lo que representará un confinamiento de facto, las personas no vacunadas no podrán acceder a comercios no esenciales, restaurantes, lugares de culto y de ocio.

De esta manera se extiende al ámbito nacional y de forma independiente a la incidencia regional la llamada norma “2G” (recuperados/vacunados), que ya está en vigor en algunos estados federados.

“La situación es grave y la carga de las instalaciones sanitarias ya está en parte al límite”, advirtió Merkel en una conferencia de prensa tras un encuentro de los gobiernos federal y de los estados.

La canciller habló de la necesidad de “un acto nacional de solidaridad” para reducir el número de contagios y la presión sobre el sistema sanitario.

Además, las autoridades acordaron que sea obligatorio que los niños usen barbijo en todas las escuelas, una medida que no estaba vigente hasta ahora en el país.

Los clubes y discotecas se cerrarán cuando la incidencia en siete días llegue a 350 infecciones cada 100.000 habitantes, señaló Merkel, una semana antes de dejar el poder.

También se confirmó que un proyecto de ley sobre la vacunación obligatoria, a la que el sucesor de Merkel, Olaf Scholz es favorable, y que se presentará ante el Parlamento para que entre en vigor en febrero o marzo. En toda la Unión Europea se está debatiendo que la segunda dosis perderá su validez a los nueve meses.

Scholz expresó su satisfacción por la decisión de abrir el debate parlamentario y dijo estar muy seguro de que la medida contará con apoyo y será aprobada.

El Instituto Robert Koch (RKI), que vigila la evolución de la pandemia, notificó hoy 73.209 nuevos casos de coronavirus, lo que acerca a Alemania al umbral de los 6 millones de contagios registrados. Además, se registraron 388 nuevas muertes, lo que elevó el total a 102.178.

A %d blogueros les gusta esto: