El gobernador de la provincia se mostró cauto tras el paquete de medidas económicas que anunció el Gobierno Nacional para hacer frente a la crisis. Además, subrayó que Santiago del Estero “es una provincia ordenada, sin deudas ni déficit fiscal”.

Gerardo Zamora se mostró cauto luego de conocerse el paquete de medidas económicas lanzado por el Gobierno Nacional este miércoles, tras un pico de inflación de marzo.

Al respecto, indicó que serán “prudentes de no analizar nada hasta ver los resultados. La gran preocupación es la inflación. Estamos en uno de los niveles más altos desde el año 91 y eso es preocupante” poniendo el acento en la caída del consumo, del comercio y la pérdida del empleo.

“Nosotros esperamos que al gobierno le vaya bien. Si las medidas que se toman son buenas, le va a ir bien a los argentinos y obviamente a los santiagueños. Pero vamos a ser cautos en analizar algo que recién se lanza”, señaló.

Sobre los anuncios, señaló que aguarda “que las políticas vayan en otro sentido” refiriéndose a “la producción, la actividad industrial y la actividad económica que genera bienes y servicios”.

Señaló su preocupación ante “la cuestión financiera que genera dinero para generar dinero, sobre todo en términos especulativos, con altas tasas de interés y un gran endeudamiento que para nosotros es preocupante, porque tiene que ver con el futuro”.

“Quiero darle tranquilidad a los santiagueños, de que somos una provincia ordenada, no tenemos deudas y mucho menos deudas en dólares; no tenemos déficit fiscal y vamos a mantener la misma prudencia por las consecuencias que tienen este tipo de medidas en los estados provinciales, que no tienen mecanismos generadores de base monetaria para poder sortear algún inconveniente y esto después trae graves problemas como lo hemos vivido en muchas etapas”, subrayó el gobernador.

Finalmente, informó que se mantiene “un plan de obras públicas para que no se caiga el empleo en ese sector, que dinamiza a la provincia y un fuerte trabajo social en todos los sectores, no solo en asistencialismo, sino también en emprendimientos y en construcción de viviendas; sin desatender todas las áreas de servicios, como salud y educación”.

Zamora concluyó deseando unas Felices Pascuas a los santiagueños y expresando el anhelo de que sean “de felicidad para todos”.

Por Mercedes