Con un sol radiante y una temperatura que rozó lo agradable se llevó adelante la fiesta patronal en honor a la Virgen del Carmen que es la protectora religiosa de esta localidad y de toda la comunidad del interior del departamento Choya. De esta manera la grey católica zonal renovó su amor incondicional hacia esta advocación mariana.

 

La santa misa se realizó cerca del mediodía. La celebración estuvo presidida por los sacerdotes Gustavo Agín, Sergio Gournallousse y Oscar Cuevaz. Precisamente este último en su homilía dijo: “Debemos siempre visitar a nuestra Madre del Carmen, experimentar su amor materno y fraterno, y por sobre todo conocer lo que ella desea y anhela para nosotros. Pues así de esta manera estaremos escuchando el proyecto de vida que tiene en forma personal y para nuestra comunidad”.

El templo lució colmado en su capacidad y estrenó la refacción de su infraestructura que fuera efectuada por la Comisión Municipal de Villa La Punta

Por la siesta, la procesión fue el otro acto con mayor concurrencia de devotos. La escolta de los más de setenta jinetes marcó, una vez más, la simbiosis entre las tradiciones religiosas y gauchescas con los acordes de fondo por parte de la Banda de Música Municipal de Frías.

Además se ofrendó a los pies de la Madre bailes folclóricos a cargo del taller de danzas local y de la academia Gauchito Gil de Laprida.

Una vez concluido este emotivo pasaje se entregaron los premios a los diferentes equipos que se adjudicaron los certámenes de fútbol infantil y mayor que se realizaron para honrar de manera previa en el presente mes.

Para finalizar, desde la Subcomisaría local informaron que alrededor de dos mil personas se dieron cita en este festejo patronal.

Mercedes