Una vecina del Bº Autonomía se presentó ayer en la Comisaría 5 del Menor y la Mujer y anunció que les entregaba a su bebé de tres meses, ya que carecería de recursos económicos para alimentarla y criarla.

La confesión dejó perplejas a las policías, más aún al advertir que se trataba de la misma mujer que hizo lo mismo tres meses atrás, pero luego se arrepintió y retiró a la entonces recién nacida.

Según la investigación que timonea la fiscal Norma Matach, la protagonista de tan dramática decisión sería de apellido Medina, de 27 años, con residencia en calle General Taboada.

Acto I

Al desandar la historia de Medina, trascendió que tiene otro hijo de 5 años, a quien tiempo atrás puso bajo responsabilidad de su madre, también con el argumento de no disponer de recursos para alimentarlo.

Luego, se marchó de la casa materna y fue al Bº Autonomía con una abuela. Con el tiempo, fue madre de nuevo, pero no logró mejorar su situación económica.

Con un solo sueldo para alimentar a varias bocas, Medina ayer se trasladó a la Comisaría del Bº Siglo XX.

Golpeó la puerta y con la bebé en sus brazos, les informó a las policías que deseaba dejarles a su hija.

En cinco minutos, las policías alertaron a la fiscal Norma Matach, quien dio intervención a las autoridades de la Subsecretaría de la Niñez, Adolescencia y Familia (Subnaf).

Las autoridades notificarán hoy al padre sobre lo resuelto por su ex pareja.

Indagarán quién desempeñaba la patria potestad de la bebé y definirán entonces el futuro de la inocente beba.

Mercedes