En referencia a una mujer, la opción más adecuada hoy es usar la forma «presidenta», femenino documentado en español desde el s. XV y presente en el diccionario académico desde 1803.

Finalmente, la Real Academia Española (RAE) se pronunció sobre un tema que, para variar, había generado una grieta entre los argentinos. Una grieta idiomática, relacionada con la manera de referirse a un primer mandatario en el caso de que se trate de una mujer: ¿Se debe decir “presidenta”, como habitualmente decía Cristina Kirchner cuando ocupaba ese cargo, o, por el contrario se dice “presidente”, indistintamente del género de quien presida el ejecutivo?

La Real Academia Española se pronunció sobre la forma de expresar el cargo que ejerció Cristina Kirchner entre 2007 y 2015 y que ejerce estos días por el viaje de Alberto Fernández a Israel.

Mercedes