El organismo publicó en la tarde de este jueves, las canastas que sirven de insumo clave para saber cuántos pobres hay en el país; la cifra corresponde al mes de agosto.

El gobierno comenzó este jueves a cerrar el ciclo de destrucción estadística que sostuvo por nueve años el kirchnerismo. Con la publicación de las canastas básica y alimentaria, discontinuadas a fines de 2013, avanzará el próximo 28 de septiembre en la publicación de un dato oficial de pobreza.

El organismo conducido por Jorge Todesca publicó esta tarde la valorización mensual de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) y de la Canasta Básica Total (CBT) para los meses entre abril y agosto de 2016. En ese sentido, no habría, por caso, un dato de pobreza anual. Según lso números difundidos hoy, una familia tipo necesitó el mes pasado $12.489,37 para no ser pobre.

El número publicado por el instituto está en sintonía con el que dos días atrás publicó la dirección estadística de la Ciudad de Buenos Aires. Según sus expertos, un matrimonio compuesto por una mujer y un varón ambos de 35 años, activos, con dos hijos varones de 6 y 9 años y propietarios de la vivienda necesitó durante agosto $ 6533 para no caer en la indigencia. De acuerdo al mismo relevamiento publicado ayer, la Canasta Básica Total (CBT) -que suma a los alimentos, algunos otros bienes y servicios, y que establece la línea de pobreza- estimó que esa familia precisó el mes pasado $ 12.900 para no caer en la pobreza.

Con relación a julio, la CBT porteña descendió un 0,60%, gracias al freno judicial que recibió el aumento de las tarifas del gas. La Canasta Básica Alimentaria (CBA), en tanto, avanzó 0,13%. Desde que comenzó el año, la CBA subió 22,6%, mientras que la CBT se expandió 25,1%.

Los únicos números que se conocieron sobre la pobreza durante este año fueron las proyecciones -criticadas por el oficialismo- que hizo la Universidad Católica Argentina (UCA) y que estimaron que durante los primeros cuatro meses de la gestión de Mauricio Macri se generaron 1,4 millones de pobres nuevos. Se sumaron de esta manera al 29% de pobreza que dejó el último año de Cristina Kirchner, según el Observatorio de la Deuda Social de la UCA.

Por Mercedes