Tristemente los femicidios ocurren todos los días, en nuestro país cada 29 horas matan a una mujer. Durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio producto de la pandemia por covid-19, 142 mujeres fueron asesinadas y 189 niñes quedaron sin sus madres. Pero no nos acostumbramos ni acostumbraremos a la violencia machista, porque no son números, son personas, mujeres, historias, familias, anhelos, sueños, proyectos, nada más y nada menos que la vida.
Los diversos informes y análisis que se han realizado indican que el lugar más peligroso para una mujer, a diferencia de lo que puede creerse, es su hogar: el 64% de los femicidios ocurrieron en la vivienda de la victima y el 5% en al del agresor. Ese hombre que dice amar, querer y cuidar puede ser el que la mate, los datos indican que los femicidios son cometidos por parejas o ex parejas de la mujer.
Desde el Observatorio de las Violencias de Género “Ahora que sí nos ven” informaron que en nuestro país podemos encontrar que casi todas las provincias, a excepción de Tierra del Fuego y La Rioja, presentan casos de femicidios.
“En lo que va del año 1 de cada 5 mujeres víctimas de femicidio ya había hecho una denuncia previa o tenían medidas de protección, es evidente que algo falla y no se llega a tiempo para salvar esa vida. La justicia es el primer lugar donde tendríamos que empezar a resolver el problema. Las mujeres que se acercan al estado a pedir ayuda deberían recibir ayuda urgente y efectiva”, contó Analía Morra integrante del Observatorio en entrevista con el programa Feria Franca.
Desde el Observatorio indican que algunas provincias cuentan con una situación mas compleja y sus casos van en aumento: Buenos Aires (86), Santa Fe (29), Tucumán (13), Jujuy (12), Córdoba (12) y Misiones (11) y Tucumán (13). Por lo tanto desde “Ahora que sí nos ven” consideran fundamental que diseñen y apliquen sus protocolos de acción contra las violencias de género, y que implementen de manera urgente la Ley Micaela en sus jurisdicciones, fundamentalmente en la Justicia y en las fuerzas de seguridad, con el objetivo de que se tomen medidas de protección adecuadas con celeridad, propiciando la escucha de las víctimas y el cumplimento de sus derechos.
Según indica el informe en el 46% de los femicidios el vínculo de la víctima con el agresor era de pareja; el 19%, ex pareja, 11%, familiar; 6%, conocidos; 3%, desconocidos; hay un 15% sin datos. Respecto de los lugares físicos donde fueron cometidos, el 64% en la casa de la víctima, el 23% en la vía pública, el 5% en la vivienda del agresor, el resto se encuentra sin datos.

Rodo Claramonte