“Estamos en una etapa de implementación de la política vinculada con estas reformas estructurales que van a dar comienzo en febrero con la refacción de escuelas como inicio de un proceso de integración a miles de trabajadores”, rescató

Los titulares de planes sociales refaccionar escuelas en 15 provincias y algunos municipios, por los cuales se les abonará el doble de lo que vienen percibiendo, está  avanzando en 15 provincias, y se van a incorporar a 30 mil trabajadores, que durante febrero van a poner en condiciones 2.000 escuelas”.

Este proyecto cuenta con la participación de los ministerios de Trabajo, Desarrollo Productivo y Desarrollo Social. También están involucradas la Secretaría de Economía Social, cuyo titular es Emilio Pérsico, y la Subsecretaría de Promoción de la Economía Social que dirige Menéndez.

El Gobierno nacional pondrá en práctica un programa para captar a los cerca de 550 mil argentinos que tienen un plan social, para incluirlos en esquemas productivos y laborales, por los cuales se les duplicará el ingreso de $ 8.500 a $ 17 mil, aproximadamente.

“Estamos gustosos de trabajar con provincias y con organizaciones populares con las que venimos articulando distintos programas y estrategias de trabajo y que aspiramos que eso se pueda profundizar e impactar de lleno, para construir un tejido desde la economía popular que mejore la situación en los barrios y la comunidad de Santiago”, concluyó.

El programa abarca cinco rubros: la construcción de veredas, vivienda, cordón cuneta, e infraestructura básica; la producción de alimentos, la industria textil, la economía del cuidado de personas y el reciclado. Como una especie de prueba piloto.

“Es una primera medida para avanzar en la reconversión de los programas sociales en programas de empleo”, comentó Daniel Menéndez, subsecretario de Promoción de la Economía Social. “Va a abarcar en todo el país a 50 mil trabajadores y trabajadoras que durante febrero van a conformar cuadrillas de trabajo, porque entendemos que el trabajo es lo que va a resolver el problema de la pobreza”, sostuvo el funcionario.

“Creemos en la articulación entre el Estado nacional, el Estado provincial y los movimientos populares para generar posibilidades de trabajo”, dijo Menéndez, que sumó que “una de las vertientes que plantea Daniel Arroyo es la obra pública de pico y pala, que tiene enormes posibilidades porque ocupa mucha mano de obra.

En estas primeras semanas de gestión estuvimos haciendo un esfuerzo grande para articular todos los procedimientos de Nación y provincia, para llegar al 10 de febrero con cientos de cuadrillas de trabajo que puedan acondicionar las escuelas”, cerró.

Mercedes