Se calcula que cerca de 90 mil locales comerciales cerraron en todo el país desde el inicio de la pandemia, por lo cual empresarios del sector reclamaron este miércoles al Gobierno que les brinde mayor asistencia.

Así fue señalado por el secretario de Prensa de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) Pedro Cáscales, quien indicó que a los mercantiles “nos están afectando mucho” las nuevas restricciones.

“Venimos de una situación muy crítica, de una cuarentena en 2020 -tal vez la más larga del mundo- que nos encuentra casi descapitalizados y que obligó a cerrar a 90 mil comercios”, señaló el mismo.

En declaraciones radiales, Cáscales indicó que los rubros más afectados por los cierres fueron textil, calzado y marroquinería.

“Paradójicamente, son los que generan más empleo. Pero la caída del consumo los afecta mucho”, enfatizó el empresario.

También, aclaró que la CAME no avala que haya comerciantes que intenten abrir sus locales a pesar de las restricciones, pero admitió que “entendemos la desesperación de la gente que tiene que abrir y trabajar”.

El mismo arremetió contra las medidas diciendo: “Ahora nos dicen que las medidas de aislamiento van a durar nueve días. Pero el año pasado nos dijeron que iban a durar 15 y se extendieron por 240 días”.

Y puntualizó que el 30% de la facturación de la semana en los comercios se da los sábados. “Ahora nos cortan tres sábados seguidos”, siguió protestando Cáscales.

A raíz de este panorama, Cáscales reclamó al Gobierno nacional que suspenda obligaciones impositivas, financieras y previsionales para las pymes, y aseguró que el Programa Repro II no alcanza, ya que con eso no se cubre ni la mitad de un salario de la actividad mercantil.

Por otra parte, desligó a las pymes como foco de contagio del coronavirus.

“Pareciera que el foco de los contagios son las pymes, cuando está comprobado que los grandes contagios se dan en las marchas, en fiestas, en piquetes. Si fuera por eso, habría que pedirle a los hipermercados que hagan delivery”, señaló el directivo.

Por último, expresó que el sector atraviesa “una realidad preocupante y angustiante, sin un plan de acompañamiento más específico para las pymes. Así, muchas de ellas irán cerrando”.

Por Mercedes