Natalia Castellar cada vez suma más seguidores en las redes sociales y el apoyo que recibe ahora, le demuestra que no estaba equivocada.

Durante muchos años se sintió muy insegura de su aspecto físico y sufrió burlas y comentarios negativos: “Cuando era niña todos me señalaban, se burlaban de mis cejas por lo gruesas que eran y quise afeitarlas del todo”, dijo a la revista W. Pero no lo hizo y hoy en día sus cejas son la característica que la hacen tan diferente.

Cuando las cejas pobladas se pusieron de moda y modelos como Cara Delevingne empezaron a hacer las mejores portadas de las revistas de moda, Natalia comenzó a ganar confianza en si misma. Gracias a su hermana fotógrafa y el uso de las redes sociales, empezó a construir un buen número de seguidores y las marcas empezaron a fijarse en ella, informan los colegas de Telemundo desde su página web.

Todavía recibe comentarios negativos sobre sus cejas en Instagram, pero asegura que ya nos les da importancia. También contó a la revista W que le habría gustado aceptar sus cejas antes y sacarles partido y ahora que son la cualidad protagonista de su rostro recibe un montón de piropos.

Natalia Castellar es un gran ejemplo para muchas chicas, y nos recuerda que la belleza natural siempre gana.

 

 

Por Mercedes