En el marco de las estrategias que se llevan adelante para asistir a la población en este contexto de pandemia por Covid-19, el Ministerio de Salud de la Provincia, a través de la Dirección de Atención Primaria para la Salud, ha conformado dispositivos de trabajo en red y de contención para brindar a la población atención en salud mental.
El Lic. Eduardo Dursi, Coordinador del Área de Salud Mental en APS, en esta nota explica el impacto de la pandemia en la salud mental de la ciudadanía, cómo se trabaja desde el primer nivel de atención para contener las situaciones que se presentan y cuáles son las recomendaciones que deben tener en cuenta todos los santiagueños y santiagueñas.

¿𝐂𝐨́𝐦𝐨 𝐬𝐞 𝐞𝐬𝐭a 𝐭𝐫𝐚𝐛𝐚𝐣𝐚𝐧𝐝𝐨 𝐝𝐞𝐬𝐝𝐞 𝐀𝐏𝐒 𝐞𝐧 𝐬𝐚𝐥𝐮𝐝 𝐦𝐞𝐧𝐭𝐚𝐥 𝐞𝐧 𝐫𝐞𝐥𝐚𝐜𝐢𝐨́𝐧 𝐚 𝐥𝐚 𝐩𝐚𝐧𝐝𝐞𝐦𝐢𝐚?

Consideramos de vital importancia el trabajo en las UPAS, respecto a la salud mental. La dirección de APS del Ministerio de Salud cuenta con un Área de Salud mental que tiene como objetivo garantizar, y más en esta época de pandemia, de cierta vulnerabilidad, la accesibilidad, la integralidad y sobre todo el acceso en la atención en cuanto a problemáticas de salud mental, con una fuerte impronta en el trabajo comunitario.

¿𝐂𝐮𝐚́𝐥𝐞𝐬 𝐬𝐨𝐧 𝐥𝐨𝐬 𝐝𝐢𝐬𝐩𝐨𝐬𝐢𝐭𝐢𝐯𝐨𝐬 𝐝𝐞 𝐜𝐨𝐧𝐭𝐞𝐧𝐜𝐢𝐨́𝐧 𝐪𝐮𝐞 𝐬𝐞 𝐨𝐟𝐫𝐞𝐜𝐞𝐧 𝐝𝐞𝐬𝐝𝐞 𝐞𝐥 𝐦𝐢𝐧𝐢𝐬𝐭𝐞𝐫𝐢𝐨?

Como dispositivos de contención que contamos desde el Ministerio de Salud, en primera medida y teniendo en cuenta esta problemática sanitaria, cabe destacar, el trabajo articulado entre lo que es el área de Salud Mental del Ministerio de Salud y el equipo de Salud Mental, la esfera de salud mental, conformada también por directivos y referentes de hospitales y UPAS. A partir de esta red, se han propuesto como lineamientos, llamados telefónicos para la contención de manera diaria a pacientes positivos de Covid-19.
En lo que respecta al área de la Dirección de APS, contamos con un dispositivo de contención, bajo supervisión obviamente del Área de Salud Mental, de profesionales psicólogos distribuidos en UPAS de Capital y Banda. Estos dispositivos de intervención en el primer nivel de atención se basan en pilares fundamentales en los cuales podemos destacar el trabajo comunitario, el trabajo preventivo y promocional. Ejemplo, campañas de sensibilización, talleres, visitas domiciliarias. El eje clínico asistencial a partir de turnos programados, protegidos, con días y horarios que para solicitarlo deberán concurrir a la UPA más cercana para poder pedir un turno con el profesional que se encuentre en cada centro de salud.

¿𝐂𝐨́𝐦𝐨 𝐬𝐞 𝐞𝐯𝐚𝐥𝐮́𝐚 𝐡𝐚𝐬𝐭𝐚 𝐚𝐡𝐨𝐫𝐚 𝐪𝐮𝐞 𝐯𝐢𝐞𝐧𝐞 𝐢𝐦𝐩𝐚𝐜𝐭𝐚𝐧𝐝𝐨 𝐥𝐚 𝐩𝐚𝐧𝐝𝐞𝐦𝐢𝐚 𝐞𝐧 𝐥𝐚 𝐬𝐚𝐥𝐮𝐝 𝐦𝐞𝐧𝐭𝐚𝐥 𝐝𝐞 𝐥𝐚 𝐜𝐨𝐦𝐮𝐧𝐢𝐝𝐚𝐝?

Consideramos que la pandemia ha provocado muchos cambios. En nuestra sociedad, temor, incertidumbre sobre los impactos que puede generar el virus en la salud, las preocupaciones por nuestros miembros de la familia, el aislamiento social muy común y frecuentemente llamado los problemas económicos, han causado angustias en las personas, no solamente de nuestro país o en nuestra provincia, sino de todo el mundo, repercutiendo obviamente en nuestra salud mental.
Por eso es importante considerar a la salud mental como parte de la salud, como parte del sistema de salud, y por ello también es de vital importancia destacar y resaltar el trabajo que se viene haciendo, no solamente desde el acompañamiento psicológico, sino también desde otras áreas. En nuestra provincia y en este caso rescatar, destacar la gran labor de los agentes y trabajadores de la salud en las UPAS, que están constantemente recibiendo motivos de consulta y pudiendo articular para dar las mejores respuestas posibles.

¿𝐐𝐮𝐞́ 𝐫𝐞𝐜𝐨𝐦𝐞𝐧𝐝𝐚𝐜𝐢𝐨𝐧𝐞𝐬 𝐩𝐨𝐝𝐞𝐦𝐨𝐬 𝐝𝐚𝐫𝐥𝐞 𝐚 𝐥𝐚 𝐜𝐨𝐦𝐮𝐧𝐢𝐝𝐚𝐝?

Tener en cuenta que es una situación transitoria. Que en poco tiempo o en algún momento podremos volver a retomar nuestras actividades cotidianas. Darnos tiempo para detectar y expresar lo que sentimos. En este caso podemos, de manera personal, encontrar la mejor manera de llevar adelante estos días en los que de manera transitoria, debemos permanecer en nuestra casa o espacio de aislamiento.
Otra, de vital importancia, no estigmatizar ni discriminar a las personas afectadas. Mantener el contacto social vía telefónica, WhatsApp con nuestros familiares, amigos, que no podemos ver, que sea un aislamiento muchas veces preventivo y en cuanto a lo social, poder mantenerlo de manera remota. En niños, también nos parece importante que podamos ayudar a expresar sus sentimientos. Mantener una rutina estable y realizar actividades en conjunto, sobre todo familiar. Tener espacios de diálogo y demás. También podemos crear una rutina diaria que fortalezca nuestro bienestar, nuestro estado de ánimo y sobre todo nuestra salud mental. Otra sugerencia muy importante es alimentarnos bien y también evitar la exposición excesiva a las noticias, a la sobreinformación.

Rodo Claramonte