Así lo expresó el ministro de Desarrollo Social, Dr. Ángel Niccolai, en un acto donde se dejaron inauguradas 15 viviendas.

 

“Queremos volver muchas veces a Mailín a inaugurar más viviendas”. Así lo expresó el ministro de Desarrollo Social, Dr. Ángel Niccolai, en la localidad de Villa Mailín, en un acto donde se dejaron inauguradas 15 viviendas del programa Viviendas Sociales impulsado por la gestión de gobierno de la Dra. Claudia de Zamora.

A muy pocas cuadras del Santuario de Nuestro Señor de Mailín, se realizó un acto con una numerosa concurrencia de vecinos, y encabezados por el ministro Nicolai, el comisionado Municipal Guillermo Gattas, el rector del Santuario Padre Rubén y vecinos de la zona. El  padre Rubén impartió la bendición cristiana a todos los presentes, destacando que: “hoy no solo queremos bendecir una casa hecha de ladrillos, sino también los sueños, un hogar, una familia, y también el derecho de todos de vivir dignamente”.

Luego, Guillermo Gattas, comisionado municipal, dijo: “hoy ya contamos con más de un centenar de casas inauguradas y 20 en proceso” y resaltó la “alegría de cada familia beneficiaria, su alegría y su emoción al recibir las llaves de su casa”.

El Dr. Angel Niccolai destacó  “este programa dignifica a los santiagueños, no porque nos avergoncemos de los ranchos, que son parte de nuestra idiosincrasia e historia, sino porque ya es hora de darle una mejor calidad de vida a nuestros hijos, a nuestros abuelos, de dejar de dormir sentados los días de lluvia, o correr a guarecerse en otro lado”. Luego, transmitió el saludo de la gobernadora Claudia de Zamora y del Senador Gerardo Zamora: “ellos saben que veníamos a Mailín, saben de enorme trabajo que se está haciendo con las viviendas sociales y por lo mismo les piden que sigan trabajando, que se sigan haciendo casas, porque es la única manera que podremos desterrar este mal que asola a nuestra gente, como es el mal de Chagas”.

El Programa Viviendas Sociales entrega a sus beneficiarios una casa totalmente provista del mobiliario necesario para cada familia: mesa, sillas, camas, camas cuchetas, colchones, ropa de cama, colchas, entre otros. “Porque este es un programa que lleva esperanzas a cada rincón de la provincia, hacia el interior profundo, hacia aquellos que menos tienen”, enfatizó Niccolai.

 

Por Mercedes