Conmoción, porque no es un caso aislado, según lo indicó la licenciada Susana Almonacid, al dialogar con Buen día Santiago en Radio Panorama.

Almonacid indicó que habría que hacer hincapié en la prevención primaria y no primaria. Es decir, antes que entren en la fuerza. “No nos olvidemos que la fuerza policial es una fuerza de cultura machista; y está dirigida por hombres. Y esta cultura machista persiste en la fuerza policial. No es sólo en la provincia, también en el país. Eso también influye”, indicó la profesional.

En el hecho del viernes en el barrio Las Moras, el efectivo policial Aldo Rafael Ibáñez Arce se quitó la vida luego de matar a María José Fernández. Luego de ello se conoció que no había denuncia por violencia pero trascendió que el vínculo era violento.

“Si hubo alguna denuncia hay que ser más drásticos. Quitarle el arma reglamentaria o directamente apartarlo de la fuerza. Este caso no es aislado. Ha sido un femicidio seguido de suicidio. Que el vínculo era violento, seguro. Una persona que ha establecido un vínculo violento con su pareja no puede ser portadora de arma”, señaló Almonacid.

La prevención como herramienta fundamental

Según indicó la licenciada Almonacid, los exámenes psicológicos en la fuerza deberían ser periódicos y no sólo cuando estén por entrar en la fuerza. “Tengo entendido que se les hace un pre laboral y un psicodiagnóstico para poder trabajar en la policía. Pero a pesar de todo eso, estas cosas siguen ocurriendo. Desde ya deberían tener un certificado de salud mental periódicamente. Pero también ocurre otra cosa: el amiguismo del permiso y ahí entramos en otro terreno. Pasó una vez no pasará más”, acotó.

Por Mercedes