El presupuesto educativo presentado por el Gobierno Nacional en el Congreso para el próximo año prevé un incremento de 29% respecto al 2020, con la duplicación de montos destinados a becas Progresar para alumnos de nivel medio y universitario y un incremento en infraestructura equivalente a 2,6 veces el promedio del período 2005-2020, según un análisis del Cippec y del Ministerio de Educación.

Las becas Progresar pasarán de 14.000 a 28.000 millones de pesos y la intención es “ir a un proceso de universalización” de este beneficio, es decir extenderlas hacia alumnos de otros niveles y modalidades, explicó a Télam el ministro de Educación, Nicolás Trotta.

En la actualidad, estas becas pueden ser de hasta 6.900 pesos por mes para quienes se encuentren en carreras definidas como “estratégicas” por el Gobierno.
La inversión en educación ascendería a 344.652 millones de pesos, lo que significa una suba de alrededor de 29% respecto al crédito presupuestario actual, detalló el Centro de Implementación de Políticas Públicas para la Equidad y el Crecimiento (Cippec), por lo que la participación del Estado volvería a tener los mismos niveles de 2018 del orden de 1,3% del PBI,

El presupuesto educativo es ejecutado en un 25% por el Gobierno nacional y en un 75% por las provincias, “pero la vuelta al 1,3% del PBI después de que en los últimos dos años la participación del Gobierno nacional fue del 1,1% es una señal muy clara a las provincias de inversión en Educación”, afirmó Agustín Claus, integrante de Cippec.

En este aspecto, Trotta remarcó que “el desafío que tenemos en los próximos años y es lo que marca la ley de financiamiento educativo, no solo es consolidar la inversión de las provincias sino aumentar la participación del Estado nacional; es poder llegar al 40% del total del presupuesto financiado por Nación y el 60 por las provincias”.

Para el ministro, con este presupuesto “dejamos atrás la inercia negativa de los últimos cuatro años de (el Gobierno de Mauricio) Macri en inversión educativa. Este es el primer paso para transitar el desafío de cumplir las leyes de financiamiento”.
Trotta destacó que con estos nuevos fondos se despliegan “procesos importantes de inversión en infraestructura, educación inicial, remodelación de escuelas, becas Progresar, becas estratégicas y la adquisición de computadoras”.

Otro programa socioeducativo en el que el Gobierno apostará fuerte en este presupuesto es el “Programa Acompañar”, destinado, entre otros objetivos, a recuperar a los alumnos que se hayan ido de la escuela secundaria a raíz de la interrupción de las clases presenciales por la pandemia de coronavirus.

Trotta puntualizó que este programa busca poner “un fuerte eje de articulación federal para el año próximo”, mientras que en las líneas de política universitaria “hemos creado los Institutos Tecnológicos de Formación Profesional, con una inversión de 2.200 millones de pesos para el 2021”.

El Cippec destacó que el rubro que más prioriza el presupuesto es el de infraestructura, en el que se prevé invertir 39.836 millones de pesos, lo que equivaldría a 2,6 veces la inversión promedio realizada entre 2005 y 2020.

Esta dimensión contempla la construcción, refacción y ampliación de las escuelas y la provisión de equipamiento mobiliario de los distintos niveles y modalidades.

Rodo Claramonte