La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), el Programa Mundial de Alimentos (PMA) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) presentarán el próximo lunes el informe “El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo 2020”.

En un evento y conferencia de prensa retransmitidos por internet desde la sede de la ONU, el lunes 13 de julio a las 11 (hora argentina), el economista jefe de la FAO presentará las conclusiones del informe, junto a varios diplomáticos de alto nivel de la ONU y directores de los organismos que participaron del mismo.

Se presentarán las estimaciones más recientes del número de personas que padecen hambre, inseguridad alimentaria y todas las formas de malnutrición en todo el mundo; cuantificará los graves efectos de la pandemia de Covid-19 en el hambre; estimará los costes sanitarios y ambientales vinculados a la alimentación poco saludable, y el ahorro que supondría seguir dietas saludables; además de formular recomendaciones en materia de políticas para que la alimentación saludable esté al alcance de toda la población.

“En los últimos cinco años, el hambre ha seguido creciendo a un ritmo lento y constante en todo el mundo, si bien se prevé que empeore de forma dramática como consecuencia de la pandemia de Covid-19”, adelantó el organismo en un comunicado.

Según la FAO, “miles de millones de personas no pueden permitirse siquiera la dieta saludable más económica, cuyo coste excede con creces el umbral internacional de pobreza”.

Como consecuencia, completó el organismo, “la malnutrición persiste: el retraso en el crecimiento infantil continúa estancado en niveles inaceptables y la obesidad en adultos se está extendiendo en países ricos y pobres”.


Rodo Claramonte