Entregaron viviendas a familias del departamento Figueroa.

Como resultado del programa de viviendas sociales implementado por la Gobernadora, Dra. Claudia de Zamora, más familias del Departamento Figueroa fueron beneficiadas con un techo digno.

El ministro de Desarrollo Social, Dr. Angel Niccolai dejó oficialmente inauguradas 16 viviendas en la localidad de Colonia San Juan. El acto protocolar se realizó en la casa de Marcos German Carabajal que junto a las otras familias adjudicatarias y albañiles que colaboraron con la construcción, recibieron un pergamino recordatorio y la llave de su vivienda.

Posteriormente Niccolai felicitó a cada uno de los beneficiarios y les deseo una vida llena de esperanza, expectativas y realizaciones, y resaltó que “tengan la certeza que éste programa va a llegar a todas y cada una de las familias, porque apunta a los sectores más vulnerables, a aquellos que no pueden hacer sus viviendas por sus propios medios, que viven en lo profundo de nuestra geografía santiagueña y que quieren seguir arraigados allí donde están. Pedirles que cumplan el ultimo eslabón de este programa  que es el desarme de la vivienda anterior, porque el gobierno quiere que por cada vivienda nueva que se entrega haya un rancho menos en la provincia”.

A su turno el comisionado municipal, Ramón Castillo dijo “queremos que la calidad de vida sea mucho mejor para esta comunidad. Esta Colonia lleva más de 100 años de vida y ahora está a la vista el crecimiento de nuestro Dpto. Figueroa”

Luis Carlos Orellana un beneficiario de Colonia San Juan manifestó: “en el rancho teníamos muchos problemas, como por ejemplo que se nos llenaba de bichos, cada vez que llovía se nos goteaba y mojaba nuestras cosas. Ahora vamos a tener una mejor calidad de vida y sobre todo vamos a estar más seguros”

“Antes de tener esta vivienda vivía en un rancho muy precario con mis 9 hijos. Estoy muy contenta con mi nueva vivienda y agradecida por este gesto para todas las familias que lo necesitan, que sufren frio, calor así como también  las lluvias. Gracias a Dios cada vez más gente tiene su vivienda digna”, señaló Patricia Luna, dueña de una nueva vivienda.

Alberto de Jesús Mansilla contó que “vivíamos en una casita de barro cuando  llovía era un problema para nosotros ya que no tenemos recursos para poder arreglarla, perdíamos la mercadería que teníamos porque se nos mojaba. Con la casita nueva nos cambió la vida, es una bendición”.

A %d blogueros les gusta esto: