El Código de Procedimientos Laboral Comentado (Ley 7.049), obra redactada por la Dra. Ana Rosa Rodríguez, magistrados y funcionarios del Poder Judicial, fue formalmente presentado de manera virtual, lanzamiento que contó con la participación del redactor del prólogo, Dr. Julio Grisolia, Magistrado de la Justicia Nacional del Trabajo y reconocido catedrático en la materia laboral Director de Maestrias y Doctorados.
Invitada especial fue la ministra de Justicia y Derechos Humanos, Dra. Matilde O´Mill, quien tuvo a su cargo el cierre del acto de presentación, que contó con la presencia de los profesionales que intervinieron en la redacción de la obra: José Eberlé, Roberto Carrizo, Juan Pablo Yanuzzi, Liliana Eberlé, Ana Pianezzola Toscano, María Inés Olmedo de Lupica y Carlos Ferri, quienes participaron de manera remota y en forma presencial desde diferentes dependencias del Palacio de Tribunales.
El trabajo colectivo tiene el objetivo de aportar a una mejor interpretación del Código de Procedimiento Laboral, vigente a partir del 1º de enero de 2013, herramienta eficaz para magistrados, funcionarios y abogados litigantes que va en busca de respuestas tanto en la práctica diaria tribunalicia como para el especialista en el ejercicio profesional, académico o docente.
En este sentido, el Dr. Julio Grisolia destacó: “Esta obra aborda en profundidad las instituciones del procedimiento laboral y un dato no menor, que fue publicado por la Editorial de la Universidad Nacional de Santiago del Estero, lo cual aporta un valor agregado”.
“En cuanto a los autores conozco sus calidades académicas y seriedad. Este equipo analiza cada artículo del Código en profundidad, con temas que son interés para todos aquellos que hacemos Derecho del Trabajo de cualquier jurisdicción”, agregó.
Por otro lado, el magistrado nacional puntualizó que “se trata de una herramienta valiosa y útil para abogados litigantes, estudiantes, magistrados y funcionarios y para los operadores jurídicos en general, pero también para los contadores públicos, ya que encontrarán respuestas en la práctica diaria tribunalicia como para el propio especialista en el ejercicio profesional académico”.
Por su parte, la Dra. Rodríguez manifestó: “Es una obra colectiva de magistrados, funcionarios y empleados judiciales, que además de ser una herramienta válida y útil para el ejercicio profesional resulta un material de consulta para estudiantes de ambas universidades santiagueñas”.
A continuación, dedicó palabras al autor del prólogo. “Agradezco los conceptos del Dr. Grisolia por su percepción de nuestra obra y en particular en lo que refiere a mí, en el aspecto personal y profesional, lo que me hace sentir muy orgullosa. Puntualizó asimismo que respecto de la obra significa poner a Santiago del Estero en el escenario nacional con un libro que va a integrar las bibliotecas jurídicas nacionales y por qué no, internacionales”, sostuvo.
Luego, la vicepresidente primera del Superior Tribunal de Justicia, indicó que “se reflejan nuestras funciones y vivencias en el Poder Judicial y de cada autor en la forma en que nos hemos expresado, lo que hemos conjugado en este equipo de trabajo, al revestir carácter colectivo se nutrió mucho de conocimientos previos, en cuanto al lenguaje, a las prácticas tribunalicias, formas concretas de colaboración, lo cual significó completar caminos que otros ya han transitado”, finalizó en su alocución.
Por último, la Dra. Matilde O’Mill, en su discurso de cierre del evento expresó: “Este trabajo es fruto de una vasta experiencia, pero también del compromiso con el fuero Laboral y realizado con un estricto rigor científico, una contribución realmente importante para la simplificación de la legislación, con comentarios que son justos, precisos y previsibles, ejecutables efectivamente; estableciendo reglas de juego que son claras para todos los sectores”.
“El trabajo de la Justicia debe ser ágil, eficiente, oportuna en tiempo y forma. La sociedad necesita jueces realmente comprometidos, que no sólo sean jueces de ley, sino que sean jueces de una sociedad que demanda respuestas acordes a la situación. Deben ser gestores del orden y de la paz, tener sensibilidad social y no estar divorciados de la situación real en la que se desarrollan los conflictos laborales, ni obviar las consecuencias de sus pronunciamientos”, detalló.
Además, señalo que “los pronunciamientos en materia laboral tienen un valor esencial en épocas de crisis, que constituyen realmente como fuentes del Derecho en materia del trabajo, porque brindan respuestas inmediatas y concretas a las situaciones que se vienen planteando en este momento difícil”.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.