El plan de trabajo para desarrollar durante 2021, por el Centro de Medios Alternativos de Resolución de Conflictos (CEMARC), tiene como eje el fortalecimiento de los recursos humanos mediante capacitaciones, para lograr la mejora continua del servicio que se brinda a la sociedad.
En ese sentido, cabe recordar que anualmente los mediadores deben acreditar al menos 20 horas de cursos en la materia para mantener esa condición.
Por ese motivo, es que se articulan con el Centro Único de Capacitación del Poder Judicial, fundaciones y universidades, entre otras entidades, talleres teóricos y prácticos que permitan actualizar los conocimientos de los mediadores.
Por otra parte, la responsable de la Dirección de Mediación Civil y Comercial, Dra. María Silvia Arjona, adelantó que también se harán modificaciones en el sistema informático interno, para simplificar los trámites.
Paralelamente, se acompañará a los mediadores en el uso de nuevas herramientas tecnológicas, en función de que el contexto sanitario extraordinario implicó la incorporación de la virtualidad en el Poder Judicial.
Esta modalidad para resolver litigios se implementó en la Circunscripción Capital en 2018, que tiene obligatoriedad en demandas como acciones de cobro de pesos, división de condominios, rescisión de contratos, división de la sociedad conyugal y contratos de alquiler, entre otras. Actualmente, están registrados 143 mediadores para cumplir esa tarea en los Centros Judiciales de Capital, Frías y La Banda.
Se trata de una instancia prejudicial obligatoria que permite descomprimir la actividad jurisdiccional del fuero civil, en demandas cuyos montos se ubican entre 50.000 y 600.000 pesos

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.