El lanzamiento de este pasaporte sanitario digital deja entrever la posibilidad a medio plazo de generalizarlo a los extranjeros y de un levantamiento parcial de las restricciones de viaje para entrar o salir del país.

China lanzó un pasaporte digital destinado a sus ciudadanos. Con el mismo será posible acreditar la situación sanitaria de los viajeros, tanto quienes se movilizan hacia o desde el extranjero, contribuyendo a lograr una mayor apertura de las fronteras chinas.

El certificado sanitario consiste en una aplicación para teléfonos celulares que muestra y verifica el historial de vacunación y los resultados de los test de Covid-19, tanto PCR como de anticuerpos del usuario, dijo un vocero de la Cancillería china.

El sistema busca “impulsar la recuperación económica mundial y facilitar el cruce de fronteras”, dijo un portavoz, aunque no precisó sobre si hay países que prevén reconocer este certificado chino, informó la agencia de noticias AFP. Por el momento, la aplicación no es obligatoria y está reservada a los chinos.

Con este sistema que busca impulsar la recuperación económica mundial y facilitar el cruce de fronteras. Por el momento, la aplicación no es obligatoria y está reservada a los chinos.

La agencia de noticias estatal china Xinhua aseguró que esta constancia digital, que también estará disponible en papel, podría ser el pasaporte sanitario de coronavirus del mundo.

Esto “ofrecerá una mayor comodidad a medida que China y otros países concluyan acuerdos de reconocimiento mutuo de los certificados sanitarios”, continuó informado la agencia.

Por su parte, los Estados Unidos y el Reino Unido estudian lanzar sistemas similares, y la Comisión Europea (CE) presentará la idea de un pasaporte verde el 17 de marzo, tema que divide a los 27 países de la UE.

La aplicación china incluye un código QR confidencial que permitirá a cada país obtener información sobre la salud de los viajeros, informó Xinhua. Estos códigos ya son necesarios en China para acceder al transporte nacional y a muchos espacios públicos.

Dichos códigos muestran que el usuario no estuvo en contacto con un caso confirmado de coronavirus y registra si viajó a un lugar donde se hayan registrado muchos contagios.

Desde marzo de 2020, China solo autoriza la entrada de chinos en su territorio y de un número limitado de extranjeros. También ha reducido mucho sus vuelos internacionales.

Todos los viajeros, tanto chinos como extranjeros, deben cumplir una cuarentena de al menos 14 días en un hotel a su llegada, cuyos gastos corren a su cargo.

Por Mercedes