El precio de los combustibles volvió a subir esta madrugada sorpresivamente en las estaciones de servicio de la empresa estatal YPF.
Esta vez las naftas subieron un 2% promedio y el gasoil el 3% promedio, registrándose así el cuarto aumento en los apenas 44 días del inicio del 2021 y acumula un incremento de alrededor del 10%.
El 16 de enero último, la petrolera YPF dispuso de dos aumentos de precios del 6% promedio de sus combustibles. El segundo incremento se produjo sorpresivamente, a las pocas horas que se había anunciado uno del 3,5% y terminó siendo del 6%.
Pero el 31 de enero, también sin anuncio previo, YPF aplicó un aumento de los combustibles de entre el 1 y 2%. Hoy se registró el cuarto incremento.
A ello se le agregará otro aumento del 5% previsto para el 15 de marzo, aunque pueden disponerse otros en cualquier momento. Así se cumpliría el pronóstico de los estacioneros que indicaban una nafta a $100 por litro para fin de febrero o marzo.
El Gobierno postergó hasta el 12 de marzo próximo la suba en el impuesto a los combustibles prevista para el 1 de marzo, debido a “las circunstancias actuales y la necesaria estabilización de los precios”.
El precio de los combustibles es fundamental, no solamente para los automovilistas sino para toda la cadena de distribución de todo tipo de mercaderías.
La naftas súper subió de $79,9 a $81,70 (+2,2%) el litro; la Infinia de $92,0 a $93.90 (+2,1%) ; el diesel 500 de $74,4 a $76,80 (+3,2%) y el diesel Infinia de $88,5 a $91,20 (+3%).

Rodo Claramonte