Para José Mayans, el peronista jefe de la bancada del Frente de Todos en el Senado, los derechos individuales garantizados por la Constitución no rigen en pandemia. Por ello defendió la política sanitaria del gobernador de Formosa, Gildo Insfrán, a pesar de la denuncia de la oposición sobre las condiciones “inhumanas” y de “hacinamiento” a las que son sometidos quienes se encuentran en los centros de aislamiento.
Es más, calificó las críticas de Juntos por el Cambio como “una falta de respeto” y parte de una “campaña política”. “El derecho vos lo tenés, pero no en pandemia. Es claro el Código Penal, que no podés andar contagiando a la gente. Esto es un aislamiento preventivo, son diez días o catorce días hasta que tengan un hisopado negativo. Es para proteger”, aseguró Mayans.
Según el senador peronista, las condiciones de aislamiento a las que deben someterse las personas con coronavirus -o con contacto estrecho de alguien contagiado- forman parte de una “estrategia que han dictado los profesionales” para evitar “contar muertos por miles”, y negó que haya violaciones a los derechos humanos o maltratos.
“De ninguna manera; puede haber casos aislados con respecto a la reacción de algunas personas que niegan la enfermedad y otros que no quieren estar en los centros”, afirmó al periodista Gustavo Ybarra, al tiempo que hizo una comparación entre la gestión de Insfrán en Formosa y la de Horacio Rodríguez Larreta en la ciudad de Buenos Aires: “Tiene seis mil muertos y nadie le reclama por los derechos humanos”.


Rodo Claramonte