Hoy, como cada miércoles de la semana, el comedor del barrio Paraíso de la ciudad de La Banda recibió a los 100 niños que diariamente recurren por su merienda, y también con su tupper buscando su vianda de comida; tal como lo vienen haciendo desde hace cinco años.

 

Se trata del merendero Manitos Limpias, perteneciente a la asociación Bendice Alma Mía a Jehová, de la Iglesia Evangelista; la cual cuenta con el apoyo de padres, comunidad religiosa y Fundación Hamburgo para alimentar a niños, adolescentes y ancianos del barrio Paraíso, ubicado sobre Ruta 1 y calle 10.

Bajo la premisa de que “Todos ponemos un poco de cada uno”, es Silvia Ibarra quien coordina las actividades del lugar, mientras que la comida está en manos de Noelia Tolero, quien junto a Nibia, Débora y Karen se encargan de preparar los guisos y los postres que los chicos tanto disfrutan.

Si bien el lugar tiene el nombre de “Comedor” en realidad muchas veces sólo le prepara la comida y se entregan las viandas para que los niños compartan con la familia en sus casa, ya que el espacio es pequeño, es autofinanciado por la Iglesia y no cuenta con techo. Sin embargo, la Fundación Hamburgo donó la cocina de seis hornallas que facilitará el proceso de preparación de las comidas, para agilizar el tiempo, sobre todo en estas épocas de frío.

 

Por Mercedes