El ministro de Desarrollo Social de la Provincia, Ángel Hugo Niccolai, dialogó con la prensa sobre diversos aspectos de la actualidad provincial y nacional.
Sobre el contexto provincial en el marco de la pandemia, expresó: “Los docentes, ministerios, padres y alumnos tuvieron que hallarle la vuelta a esta pandemia que impide las clases presenciales; sin embargo, no se puede postergar la educación y formación, que son la base de la sociedad. Yo agradezco y reconozco que los docentes, con gran esfuerzo están permitiendo que los alumnos se sigan formando. Esta es una experiencia que nos puso a prueba a todos”.
Consultado sobre cómo ve a la sociedad santiagueña en la pandemia, manifestó: “Siempre hay algunos que transgreden, pero la gran mayoría del pueblo no solo santiagueño, sino argentino, está cumpliendo y viendo con preocupación y responsabilidad que esto es para tomárselo en serio. No es ‘una gripecita’, y hasta que no haya vacuna, estará instalada entre nosotros, y se cobra víctimas”.
Dijo que “para una sociedad es traumático y obliga a extremar los cuidados para evitar consecuencias peores. En lugares donde los sistemas de salud han colapsado, rápidamente aumentó el número de víctimas. La libertad es uno de los derechos fundamentales, pero la vida es el más importante. Sin persona viva no hay derechos”.
Niccolai indicó que “hoy está amenazado el derecho a la vida y la salud, porque todavía no sabemos a ciencia cierta cuáles son las secuelas que deja el haber sufrido la enfermedad, y debemos tener muchísimo cuidado cuando utilizamos los medios o las redes, porque se dice cualquier cosa y lo hacen sin merituar un montón de otra”.
Sostuvo que “la sociedad se va cansando de las medidas restrictivas, los chicos extrañan el colegio, los jóvenes sus amigos, ni que hablar los que tenemos familiares de avanzada edad y no podemos verlos, o los que tienen una actividad económica y no pueden desarrollarla en plenitud. Todo esto es evaluado y sopesado por las autoridades al momento de tomar decisiones”.
En este sentido, Niccolai precisó “ Es cierto también que hay que ver que el gobernante tiene que cuidar la vida y la salud, y que los servicios sanitarios estén disponibles para todos, y que no haya que elegir a quiénes se les brindan dichos servicios. A nadie le gusta tener al pueblo sin poder gozar en plenitud de sus derechos, pero también es cierto que, de ejercerlas en plenitud en este contexto, podría ser perjudicial para mucha gente”.
Cuando se le preguntó qué quiere la oposición política en Argentina cuando impulsan la “anticuarentena”, expresó: “Quiere justamente eso, oponerse. Yo creo que a veces no existen otros fundamentos que el solo hecho de estar en desacuerdo con el que gobierna. Aparentemente, el poner en riesgo vidas es natural para ellos. Quizás en algún momento, cuando estén dadas las condiciones, se podrán ir tomando otras decisiones, pero hoy, que tenemos serio riesgo de que los sistemas de salud colapsen, debemos ser muy responsables al tomar medidas. Hoy se quejan de la coparticipación, pero en 2016 no se quejaron cuando les aumentaron la misma. Esta decisión de Fernández, lo que hizo fue atemperar un poco la situación de privilegio que se le había concedido”, cerró.

Rodo Claramonte