Con una destacada presencia de clubes de toda la provincia, a través de sus dirigentes, y jugadores, además de instituciones intermedias, ONG, y la participación de escuelas deportivas de las diferentes disciplinas, se desarrolló este sábado el Taller de Prevención de Adicciones, con un saldo altamente positivo.
La capacitación fue organizada por la Federación Provincial de Fútbol, y el auspicio de la Secretaria de Deportes, y del Círculo de Periodistas Deportivos, y contó con la participación de la Fundación Nocka Munayki, donde disertaron Carola Pérez y Mario Corbalán, y el Taller tuvo su relevancia, ya que fue declarado de interés provincial por la Cámara de Diputados de Santiago del Estero.
Francisco Pece, vicepresidente primero de la Federación Provincial, y Carlos Dapello, Secretario de Deportes de la Provincia tuvieron a su cargo la apertura del mismo, donde hicieron hincapié en la importancia de la prevención de las adicciones en los jóvenes, y destacaron la importancia de las distintas estrategias preventivas, además del gran apoyo del gobierno provincial a las diferentes facetas en el deporte como una política de estado. A su turno, Claudia Tarchini (Fundación Nocka Munayki), agradeció la valiosa colaboración de toda la provincia (directivos, clubes, jugadores, y padres), de cada rincón de Santiago del Estero, que interactuaron con los chicos, como una forma participativa, dejando una reflexión importante en la sociedad y en la juventud, destacando el rol de cada uno.
La importancia del último taller de capacitación del año, organizado por la Federación Provincial de Fútbol dejó insertado el compromiso, la responsabilidades y obligaciones de cada actor dirigencial, que mostraron su elevado interés en el último mes del año, tras 9 meses sin actividad oficial en los clubes, lo que, sin dudas, pasó a ocupar su verdadero protagonismo, en una sociedad que priorizo la salud sobre todas las cosas, y este multitudinario taller, que rozó a la perfección, cerró un 2020 redondo de mucha aprendizaje, pese al COVID-19.
El mensaje fue claro, cuando se quiere, todo se puede.

Rodo Claramonte