El Senador Nacional Gerardo Montenegro votó a favor del proyecto de reforma de la ley de Financiamiento Productivo, que se realizó durante la primera sesión parlamentaria ordinaria, llevada a cabo este miércoles en el Honorable Senado de la Nación.

La iniciativa, que fue presentada por el Poder Ejecutivo Nacional y que posee un amplio consenso de todos los partidos políticos, busca otorgar nuevas formas crediticias a las micro, pequeñas y medianas empresas (MiPyMEs).

Montenegro mencionó sobre esta reforma: “Es de suma importancia esta iniciativa, ya que busca otorgar herramientas crediticias para que  las pequeñas y medianas empresas, puedan acceder al Mercado de Valores para financiarse. Este proyecto implica la generación de instrumentos para que estas empresas obtengan nuevas formas de recursos financieros. Esto impactará positivamente en el ámbito laboral y en el  desarrollo económico, principalmente en las MiPyMEs de provincias como Santiago del Estero”.

Dentro de los puntos destacados del proyecto, se encuentran la implementación de la factura de crédito electrónica, la cual será obligatoria y constituirá un  título ejecutivo, también se establece la implementación de las letras hipotecarias ajustables por CER y  pretende dar impulso a los fondos comunes de inversión cerrados, aplicándose un tratamiento impositivo diferencial.

El Senador Montenegro agregó: “Este proyecto incorpora herramientas como la factura de crédito electrónica, que es un instrumento que mejorará la financiación de las empresas a corto plazo y permitirá la expansión del sector” , ahora bien, alertó “es necesario que este instrumento que hoy sancionamos, sea acompañado por un crecimiento sostenido en la actividad económica, que se logra con políticas públicas pero también con el crecimiento de las expectativas del Mercado, sino, esta ley se convertirá en un instrumento inaplicable, puesto que para ser efectiva y beneficiar a las PyMEs realmente, debe haber un crecimiento sostenido de la economía, y una merma en la inflación progresiva y notoria, cuestiones que el Gobierno Nacional no consigue hasta la fecha”.

Para concluir Montenegro mencionó: “El 99,8% de las empresas privadas empleadoras en nuestro país, son PyMEs, y representan el 64% del empleo privado formal, por ello es necesario otorgar herramientas, desde el Estado, que faciliten diferentes accesos a créditos para colaborar en el desarrollo del sector y asegurar las fuentes de trabajo. Es de vital importancia recordar que toda ley que se aprueba en el Congreso, debe sustentarse con una política económica integral, esto implica un compromiso real con respecto a la economía nacional, que beneficie al sector, promueva el consumo y asegure el mercado interno”.

 

Por Mercedes