Continuando con las medidas preventivas dispuestas por el Superior Gobierno de la Provincia, en el marco de la pandemia Covid 19, más de 1000 efectivos policiales se trasladaron a rutas, caminos y senderos con el fin de evitar el ingreso de personas que no cumplan los requisitos sanitarios para el ingreso a nuestro territorio de Santiago del Estero.
En este sentido, la policía viene realizando estos estrictos controles en toda la frontera provincial hace más de 126 días, desde que comenzó la cuarentena en el mes de marzo, los cuales se intensificaron desde el 10 de junio, cuando partió el primer grupo de 1000 efectivos, hacia todos los puntos cardinales con la premisa de “cuidar la salud de cada santiagueño”.
En esta oportunidad el jefe de Policía Comisario General Roger Alberto Coronel, instó a los oficiales jefes que continúen con el trabajo, haciendo hincapié que la misión se debe cumplir con el mismo compromiso del primer día, para lo cual cuentan con el apoyo de las máximas autoridades provinciales.
Recordó que es primordial, que cada uniformado cuide su salud, cumpliendo y haciendo cumplir todas las medidas sanitarias previstas, continuar con el esfuerzo sin claudicar y mantener el profesionalismo con el que se inició este trabajo hace más de cuatro meses.
Se recuerda que la policía viene realizando esta modalidad de trabajo, destinando grupos que superan los 1000 efectivos a las fronteras los cuales refuerzan el trabajo de otros 600 que se encuentran de forma permanente en esos destinos, a los que se suma un importante parque automotor y el apoyo logístico: combustible, víveres, materiales sanitarios y tecnológicos, necesarios.

Rodo Claramonte