En el comienzo de su discurso, dijo: “Quiero darle un cariño muy especial en este día a los familiares y amigos de los caídos en la Guerra y a nuestros veteranos, que son nuestros héroes. Espero que sientan todos un abrazo al alma, al corazón, en nombre de todos los argentinos”.

 

El presidente Mauricio Macri recibió en Olivos a un centenar de excombatientes y familiares de soldados caídos en la guerra de las Islas Malvinas, a 37 años del conflicto bélico con el Reino Unido. “El reclamo por la soberanía de las Islas es legítimo e irrenunciable”, afirmó en un breve mensaje.

En la ceremonia, desarrollada en el Día del Veterano y de los Caídos en la Guerra de Malvinas, colocaron una placa en honor a los 649 muertos junto al mástil de la bandera en la Plaza Seca, en el primer homenaje de este tipo para los excombatientes en la residencia presidencial.

 

En el comienzo de su discurso, dijo: “Quiero darle un cariño muy especial en este día a los familiares y amigos de los caídos en la Guerra y a nuestros veteranos, que son nuestros héroes. Espero que sientan todos un abrazo al alma, al corazón, en nombre de todos los argentinos”.

Luego planteó: “El reclamo por la soberanía de las Islas es legítimo e irrenunciable: une a todos los argentinos, más allá de las diferencias. Es un proceso largo, mucho más de lo que nos gustaría. Las batallas que dieron no fueron en vano”.

“Recordar (a los caídos) nos llena de tristeza, pero nos lleva a reflexionar sobre los desafíos que tenemos como país. Para avanzar está claro que debemos construir consensos que deben trascender gobiernos. Lo vamos a hacer apelando a las herramientas del diálogo y el respeto”, afirmó.

Del encuentro participaron además, de parte del Gobierno, el secretario de Derechos Humanos Claudio Avruj, el ministro de Defensa, Oscar Aguad y las máximas autoridades de las Fuerzas Armadas y del Estado Mayor Conjunto.

Asistieron integrantes de la Comisión de Familiares de Caídos en Malvinas, una de las asociaciones que semanas atrás viajaron a las islas con Avruj. Uno de los principales temas del encuentro fue sobre el avance en el reconocimiento de los soldados argentinos sepultados como NN en el Cementerio de Darwin, de los que solo quedan 10 sin identificar sobre un total de 122.

El trabajo nació a partir de un acuerdo celebrado entre la Argentina, Gran Bretaña y el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) en 2016. Denominado Proyecto Plan Humanitario Malvinas, su objetivo es la identificación de los restos de los héroes de Malvinas enterrados bajo la leyenda “Soldado Argentino sólo conocido por Dios” en el camposanto construido en 1982.

Este proyecto sirvió para relanzar las relaciones con Gran Bretaña, después de varios años de tensión con el país europeo durante las administraciones K por los reclamos por la soberanía del territorio.

La placa que se colocó en la residencia presidencial tiene como leyenda “Homenaje permanente del Estado Argentino a sus héroes de Malvinas e Islas del Atlántico Sur” y, para Avruj, se trata de “un acto de reafirmación de nuestro compromiso como Estado y como sociedad con las islas Malvinas”.

 

Por Mercedes