El presidente Mauricio Macri cantó el Himno Nacional junto a cientos de personas reunidas en Humahuaca, Jujuy, en el fin de la vigilia en espera de un 9 de Julio especial, en el que se conmemoran 200 años desde la declaración de la independencia.

El mandatario encabezó la ceremonia del canto del Himno Nacional, que puso fin a la vigilia del 9 de Julio en que se conmemoran los 200 años de la declaración de la Independencia en la histórica Casa de Tucumán, a la que se trasladará Macri, en horas, para presidir el acto central del 9 de julio.

Macri, acompañado por su esposa, Juliana Awada, y el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, participó de la ceremonia abrigado con un poncho de vicuña para combatir el intenso frío de las alturas, con una escarapela sobre su pecho, y cantó el junto a toda la concurrencia el Himno que ejecutó una orquesta del Ejército, acompañada por una banda instrumentos de viento propios del altiplano.

Tras el Himno Nacional, el primero del bicentenario, como indicaron los conductores de la transmisión oficial, la noche de la bellísima ciudad de Humahuaca, ubicada en el corazón de la bella quebrada que lleva su nombre, se iluminó con las luces de los fuegos artificiales.

Poco después de las nueve de la noche el mandatario inició la vigilia del bicentenario con un discurso de fuerte tono político, en el que convocó a la población a acompañar el cambio que quiere impulsar su gobierno, pero en el también criticó la administración “devastada” por la corrupción que heredó del gobierno anterior.

Macri presidirá este 9 de julio en la ciudad de San Miguel de Tucumán los actos centrales de la conmemoración del bicentenario de la declaración de la Independencia, en la que se firmará una nueva acta con la rúbrica de los gobernadores de las provincias argentinas, con la excepción de la mandataria de Santa Cruz, Alicia Kirchner, quien prefirió encabezar una conmemoración en una localidad santacruceña,

Mercedes