El presidente Alberto Fernández consiguió conformar una lista amplia que expresa distintas vertientes del peronismo y el 21 de marzo asumirá como titular del Consejo Nacional Justicialista en reemplazo del diputado nacional José Luis Gioja.
Las negociaciones consumieron hasta el último minuto del martes, fecha fijada como límite. Solo el sector minoritario que encabeza el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, no acordó y presentará lista propia.
A Fernández lo acompañarán, como vicepresidentes, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, su par tucumano, Juan Manzur, la vicegobernadora de Chaco, Analía Rach Quiroga, y las diputadas Cristina Álvarez Rodríguez (Frente de Todos Buenos Aires) y Lucía Corpacci (Frente de Todos Catamarca) y ex gobernadora de esa provincia.
Fernando Espinoza, intendente de La Matanza y ex titular del PJ bonaerense, Santiago Cafiero, jefe de Gabinete, Héctor Daer, líder de la CGT, Máximo Kirchner, diputado nacional, y Sergio Berni, ministro de Seguridad bonaerense, son algunos de los dirigentes que también integrarán la nómina como “consejeros”.
“Lo importante es que se consiguió la unidad del peronismo y esto ayudará a fortalecer el Frente de Todos”, aseguró Daer a Infobae.
Sin embargo, la unidad no será total. Rodríguez Saá encabezará una lista que incluye a Milagro Sala, Gabriel Mariotto y Alesandra Minnicelli, que ayer denunció que fue excluida del padrón de afiliados. En el peronismo le restan importancia a este sector y aseguran que se trata de una oposición testimonial que no alterará la asunción de Alberto Fernández como presidente del PJ.
Hubo negociaciones hasta último momento para que el puntano desistiera de la competencia interna. Sin embargo, pidió que el Gobierno exprese una actitud más dura contra el Fondo Monetario Internacional y a favor de la situación de Milagro Sala, la dirigente social detenida por haber cometido varios delitos que exige ser indultada, condiciones que no fueron aceptadas.
El presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, no forma parte de la lista porque es el titular del Frente Renovador, que no forma parte del PJ.
Lo mismo ocurre con referentes del Partido ParTE, agrupación política de Alberto Fernández, que tampoco integra el Partido Justicialista.
Una lista con diversidad de género
Por más que el gobernador de San Luis no forma parte de la lista, y que irá con lista propia, en la Casa Rosada entienden que se logró “la unidad” del Partido Justicialistas y que la diversidad de nombres que integran la nómina servirá para “ordenar el PJ y también al Frente de Todos”, la coalición de gobierno que está conformado por diversas corrientes, como el Frente Renovador de Massa, Unidad Popular, que encabeza el gremialista Víctor de Genaro o el Movimiento Nacional Alfonsinista, de Leopoldo Moreau, también conocido como “Radicalismo K”.
Fernández, en persona, fue quien cerró el acuerdo político con Máximo Kirchner, quien además de presidir la bancada del Frente de Todos en la Cámara de Diputados, es el principal referente de la Cámpora; mientras si entorno terminó fracasando al no poder disuadir a Rodríguez Saá.
En Jefatura de Gabinete, que preside el nieto de Antonio Cafiero, un histórico dirigente peronista, destacaron la actitud de Berni, que decidió bajar la lista que encabezaba como gesto de “unidad. El ministro de Seguridad Bonaerense ya blanqueó sus aspiraciones de suceder a Kicillof en La Plata y evalúa presentarse como candidato a diputado nacional por la provincia de Buenos Aires en las próximas elecciones.
El acuerdo alcanzado con en las provincias también deja sin aire al puntano. A los gobernadores de Buenos Aires de Tucumán, se suma, por ejemplo, el de Entre Ríos, Gustavo Eduardo Bordet.

Rodo Claramonte

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.