A través de la Resolución 163/2021, en el Boletín Oficial, la Superintendencia de Servicios de Salud otorgó: “Un apoyo financiero de excepción destinado a los agentes del seguro de salud que hubieran sufrido una caída en la recaudación durante el mes de diciembre de 2020, con relación al mes de marzo de 2020”.

El objetivo de esta medida es garantizar el adecuado funcionamiento de los servicios de salud durante la pandemia, al igual que el pago en tiempo y forma a los prestadores.

Según se indica en el artículo 2° de la resolución, el monto del apoyo financiero para cada agente será el resultado de la diferencia entre la suma de recursos percibidos por aportes y contribuciones durante marzo de 2020 y la recaudación percibida durante el último mes. La diferencia total entre todas las obras sociales supera los 220 millones de pesos.

El dinero saldrá una vez más del Fondo de Emergencia y Asistencia creado en 2016 por pedido de la CGT, destinado al Programa de Asistencia Financiera para el Fortalecimiento Institucional y Mejoramiento de la Calidad Prestacional de los Agentes de Seguridad Social.

Mercedes