Su misión está orientada a la generación, desarrollo, integración y comunicación del conocimiento, con un marcado compromiso hacia la comunidad.

Hoy se cumplen 49 años del nacimiento en la provincia de la universidad pública, gratuita e inclusiva, que llegaría para cambiar la vida de los santiagueños.

Nacía la Universidad Nacional de Santiago del Estero (Unse).

El 10 de mayo de cada año, la Unse celebra el camino recorrido. Creada en 1973, siempre buscó satisfacer las demandas de la comunidad.

De este modo, las carreras en que se puso énfasis son las que apuntan a solucionar la problemática del entorno social local, orientadas hacia la tecnología y los problemas sociales y de la salud.

Así, el surgimiento de la Universidad, vino a satisfacer una sentida necesidad en la región, que posibilitó a generaciones de jóvenes acceder a la educación superior.

Una educación superior que en nuestro país está fundada sobre la base del derecho a la educación de los pueblos.

La defensa de este derecho se mater i a l iza, en aquellas cuya gestión pertenece al Estado Nacional, a través de la gratuidad para el acceso a la formación científica, profesional, humanista y técnica en el más alto nivel.

Sobre esta base, las universidades nacionales cumplen un rol fundamental en el contexto en que cual se encuentran, tanto para las comunidades, personas y grupos, como para la sociedad toda.

Esta fuerte vinculación e interdependencia con el medio local se evidencia a través de sus funciones esenciales de docencia, investigación y extensión. Su misión está orientada a la generación, desarrollo, integración y comunicación del conocimiento, que da cuenta del compromiso permanente con la solución de los problemas de la comunidad.

A %d blogueros les gusta esto: