La actividad siderúrgica pudo finalizar el año en el terreno positivo, a pesar de las numerosas dificultades por las que tuvo que atravesar la industria a lo largo del 2014 en medio de un escenario de recesión e inflación.

 

La producción de acero crudo registró una caída del 3,3% en diciembre respecto de noviembre mientras que subió 2,9% en la medición interanual.
Así lo informó la Cámara Argentina del Acero en un informe difundido esta semana, el cual destacó que la producción total del 2014 fue de 5.488.200 toneladas, lo que equivale a una suba del 5,8% con relación al 2013.
De acuerdo con el estudio, la producción anual es la cuarta mayor producción de acero crudo de los últimos 10 años, sólo superada por la de 2006, 2008 y 2011.
De ese modo, la actividad siderúrgica pudo finalizar el año en el terreno positivo, a pesar de las numerosas dificultades por las que tuvo que atravesar la industria a lo largo del 2014 en medio de un escenario de recesión e inflación.
A su vez, la producción de acero crudo de diciembre alcanzó las 446.200 toneladas, cifra que resultó menor a la de noviembre, que había sido de 461.300 toneladas.
Con relación al hierro primario, estimó que su producción fue un 3% mayor a la de noviembre (385.900 toneladas) y 0,3% inferior a la de diciembre de 2013 (433.600 toneladas).
La actividad de laminados terminados en caliente arrojó una baja de 1,1% en diciembre frente al mes anterior (425.900 toneladas) y una suba interanual de 3,9% (405.600 toneladas).
Los planos laminados en frío en diciembre de 2014 cayeron 14,3% en la medición mensual con una producción de 133.600 toneladas y un 0,4% menor a la de ese mes en 2013 (115.000 toneladas).
La industria argentina del acero ha invertido en sus plantas durante 2014 unos 500 millones de dólares para ampliar su capacidad, mejorar la calidad de sus productos, aumentar el valor agregado nacional y ampliar la gama de productos que ofrece al mercado, poniendo especial énfasis en el cuidado del medio ambiente, enfatizó.
Subrayó que la industria nacional, además, provee a los mercados de mayor exigencia cualitativa como la industria petrolera, automotriz, artículos para el hogar, entre otros sectores, del mercado doméstico y de todas las regiones del mundo.

Mercedes