El ministro del Interior, Obras Públicas y Vivienda de la Nación, Rogelio Frigerio, y la gobernadora de la provincia, Claudia de Zamora, firmaron un importante convenio marco destinado a la puesta en marcha de proyectos para la construcción de viviendas y la urbanización de barrios y comunidades de distintas partes de nuestra provincia.

La lúbrica de dicho acuerdo habilitará luego a futuros acuerdos específicos para concretar intervenciones integrales en zonas vulnerables con déficit de hábitat, y de esa manera, cooperar entre ambos gobiernos para mejorar la calidad de vida de comunidades, por medio de la construcción de nuevos proyectos de vivienda, el montaje de infraestructura de servicios, la regularización dominial y el fortalecimiento comunitario.

De la firma participó también el secretario de Vivienda y Hábitat de la Nación, Domingo Amaya, y la subsecretaria de Hábitat y Desarrollo Humano, Marina Klemensiewicz.

Apuesta integral

Tras el encuentro mantenido con la mandataria santiagueña, el titular del área de Vivienda y Hábitat de la Nación, Domingo Amaya, recalcó que el acuerdo “forma parte de la política de vivienda y hábitat del presidente Mauricio Macri, que busca que Nación y provincias trabajen juntos, con un federalismo en serio, para lograr la pobreza cero y la unión de los argentinos”.

Por su parte, la gobernadora Claudia de Zamora agradeció al ministro Frigerio y al secretario Amaya porque “en un año especial en que se festeja el Bicentenario de la Independencia, la Nación y las provincias deben trabajar juntos para consolidar la igualdad y la inclusión como soñaron los que comenzaron a construir la Argentina”, resaltó la mandataria.

Inversión estatal

En reconocimiento al compromiso trazado, la subsecretaria de Hábitat y Desarrollo Humano, Marina Klemensiewicz, comentó a este medio, que el acuerdo “formaliza poder encarar un trabajo conjunto entre el Gobierno provincial y el nacional, para poder garantizar de esta manera un mandato que nos ha encomendado el presidente (Mauricio Macri), que es resolver el problema de hábitat de las comunidades más desprotegidas y atacar la pobreza estructural que tiene que ver con la falta de inversión en materia de agua potable, cloaca y mejoramiento de vivienda”.

La funcionaria del Ministerio del Interior reconoció que “esta apertura del Gobierno de Santiago del Estero, es muy valiosa porque permite entender la agenda que tiene también el Gobierno nacional, en su intención de trabajar en conjunto de cara a las planificaciones de obras que apuntan a resolver los problemas de estas comunidades”, concluyó.

Mercedes