La Municipalidad de la Capital aprobó modificaciones para el protocolo de funcionamiento del servicio de taxis y radiotaxis, el cual es de acatamiento obligatorio, con el propósito de reforzar las medidas preventivas ante la pandemia del Covid-19.
La Dirección de Tránsito y Transporte Urbano procedió a notificar del nuevo documento a las empresas que prestan el servicio en la ciudad, que tiene como fin establecer las pautas de higiene y prevención estrictas que deben cumplir los conductores para minimizar los riesgos de contagio.
La resolución destaca que el servicio se prestará en el ejido municipal en los horarios permitidos, que son de público conocimiento y amplia difusión.
El servicio podrá eventualmente realizarse en forma interjurisdiccional entre las ciudades Capital y La Banda, en cuyo caso el prestador deberá exigir y corroborar que el pasajero que lo solicite tenga permiso de circulación.
No podrán ser choferes aunque posean resolución que los habilite quienes trabajen en relación de dependencia en los estados nacional, provincial o municipal. Tampoco podrán hacerlo quienes estén incluidos en algún grupo de riesgo.
El chofer debe usar tapabocas y poseer hidro alcohol al 70% o en gel permanentemente en el vehículo, que debe contar con un divisor plástico entre la parte delantera y la trasera, que deberá ser mantenido en óptimas condiciones.
El chofer debe, además, portar la última resolución que lo habilite y licencia de conducir vigente. También debe exigir al pasajero el uso del tapabocas.
El vehículo debe circular con las ventanillas abiertas, incluso en los días fríos, para facilitar la ventilación. Podrá transportarse a un solo pasajero sentado en la parte trasera y en diagonal al conductor.
Una vez finalizado el viaje y manipulado el dinero, el chofer debe desinfectar tanto sus manos como las manijas interior y exterior de las puertas correspondientes.
La municipalidad indicó que en caso de que la autoridad de control detecte algún viaje fuera de horario establecido para poder operar y la inobservancia a las disposiciones de la eventualidad de un traslado entre Santiago y La Banda sin el permiso correspondiente, se procederá a la retención de la unidad y se pondrá al chofer y al pasajero a disposición de las autoridades policiales.
Asimismo, el municipio capitalino remarcó que el protocolo para este servicio es de carácter dinámico y podrá ser modificado cuantas veces cuantas veces resulte necesario.

Rodo Claramonte