La ministra de Salud Natividad Nassif explicó sobre los avances que se vienen estableciendo.
El Ministerio de Salud de Santiago del Estero informó este lunes que la provincia ya se encuentra evaluando los padrones con las personas de riesgo que recibirán la vacuna para el coronavirus y preparando la logística para el operativo de vacunación.
Así lo confirmó la ministra de Salud provincial, Natividad Nassif, quien aseguró a Crónica: “Nos estamos capacitando, preparando la logística y estamos evaluando los padrones de las personas de riesgo”.
“Permanentemente estamos en vinculación con el Ministerio de Salud de la Nación, mientras que vamos capacitándonos como jurisdicción para atender la vacunación, también nos mantenemos informados acerca de los avances de provisión”, indicó Nassif.
En ese sentido puntualizó que están trabajando en lo que son “las necesidades de lo que debe tener la jurisdicción para poder atender en términos de logística, para asegurar la cadena de frío, recursos humanos, de equipamiento e infraestructura”.
Con respecto a la cantidad de personas que serán vacunadas, la funcionaria provincial expresó que actualmente se está “haciendo un relevamiento y evaluando con los padrones el personal de Salud, de Seguridad, del sector escolar tanto del nivel Inicial como Primario y Secundaria”.
“A ellos también se suma el trabajo que estamos llevando a cabo con los padrones para la nominalización de la población mayor de 60 años y la de 18 a 59 años con factores de riesgos, que tengan comorbilidades, inmunodeprimidos, lo cual hace necesario asegurar la provisión de la vacuna”, explicó.
La funcionaria provincial destacó que desde la provincia se ha “generado una estrategia, primero de contención para evitar la propagación, luego una fase de mitigación con circulación viral comunitaria, que es la que estamos ahora y después sigue la pospandemia en la que pensamos que la población objetivo esté vacunada”.
Sin embargo remarcó que “sabemos que la pandemia va a estar con mucha presencia de virus durante meses y que la población no debe dejar de cuidarse con aquellas prácticas, que ya tienen que estar incorporadas en nuestra forma de actuar en la vida cotidiana, ya sea en ámbitos familiares como ámbitos públicos, que son el lavado de manos permanente, el uso de barbijo o tapabocas y el distanciamiento social”.

Rodo Claramonte