En Argentina la padece un 10 % de la población. Esperan la llegada de un fármaco para prevenirla.

El 10% de la población mundial convive con migraña, el mismo porcentaje de personas que tienen la enfermedad neurológica en Argentina, según dos estudios revelados hoy en Buenos Aires, donde también se presentó el primer fármaco que se venderá en el país para prevenir esta patología considerada “invisible y estigmatizante” por especialistas y pacientes.

En Argentina, el primer estudio de Prevalencia de la Migraña en el país que se realizó entre marzo y abril de este año, reveló que un 9,5% de las personas encuestadas “fueron consideradas migrañosas”, y de ese porcentaje el 40% consideró al estrés como el desencadenante de los dolores de cabeza que pueden durar entre 2 y 72 horas.

Así lo explicó María Lourdes Figuerola, jefa de Neurología del Hospital de Clínicas, e impulsora de la encuesta junto a sus colegas Daniel Doctorovich, del Hospital Italiano, y María Teresa Goicochea, del Instituto Fleni, todos integrantes del grupo de trabajo de cefaleas de la Sociedad Neurológica Argentina (SNA).

Doctorovich destacó que “cuando aumenta la frecuencia de la migraña y se convierte en crónica, aumenta la discapacidad de la persona. Para la Organización Mundial de la Salud (OMS), es la cuarta causa más común de discapacidad, y a nivel mundial tiene una prevalencia del 10%, mismo resultado que tuvimos a nivel local”.

Sobre esta realidad habló la española Elena Ruiz de la Torre, presidenta de la Alianza Europea de Pacientes con Migraña y Dolores de Cabeza.

“Es una enfermedad que condiciona nuestras vidas. Somos incomprendidos por las familias y en el entorno social porque es una patología que está invisibilizada y que estigmatiza”, explicó.

Ruiz de la Torre mantuvo reuniones con personas de Argentina que conviven con la dolencia: “Espero que puedan organizarse, porque necesitamos que se entienda la migraña. Nadie nos ve cuando estamos con crisis, porque nos escondemos”, reconoció.

Otro dato que aportó la investigación de la SNA es que el 62% de las personas migrañosas consultó alguna vez al médico, pero sólo el 37% lo hizo con un especialista en neurología o en dolor.

Al respecto, Goicochea señaló que “se necesitan médicos que se capaciten para identificar la enfermedad”.

También el relevamiento, que abarcó a 2.500 personas de distintos lugares del país, aportó que 6 de cada 10 migrañosos deciden automedicarse, lo que “genera cefaleas por abuso de analgésicos”, advirtió Figuerola.

El estudio My Migraine Voice, realizado por el laboratorio Novartis, se hizo a nivel mundial el año pasado en base a consultas a 112.666 pacientes, donde participaron 227 personas de Argentina.

Quienes respondieron a nivel local contaron que pasan un promedio de 18 horas al mes aislados por los ataques de migraña; el 94% dijo tener problemas para dormir; el 83% canceló actividades por el dolor de cabeza y el 78% reconoció que la patología impacta negativamente en su vida profesional.

La multinacional farmacéutica presentó durante el encuentro “el primer tratamiento diseñado específicamente para prevenir los ataques de migraña, que ya demostró su eficacia en más de 3.000 pacientes”, detalló Sabrina Nevi, gerenta médica de la compañía.

Se trata de un medicamento de aplicación subcutánea que fue aprobado por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) en enero último, y que saldrá a la venta el próximo mes en el país.

 

 

Por Mercedes