El Poder Judicial santiagueño implementó la mediación obligatoria en asuntos de familia, hace casi una década, decisión que significó un cambio de paradigma para resolver conflictos entre personas y en los que, generalmente, también son parte niños, niñas y adolescentes.
Esta experiencia exitosa la lleva adelante el Centro de Medios Alternativos para la Resolución de Conflictos (CEMARC), en los Centros Judiciales de Frías, La Banda y Capital.
Esta instancia, que es prejudicial, logra descomprimir el trabajo judicial, se acortan los plazos de resolución del litigio y las mismas partes son los protagonistas de la solución propuesta, explicó la Dra. Claudia Buffa, directora de Mediación Familiar y Comunitaria del CEMARC Capital.
En cuanto a quien puede solicitar la mediación, cualquier persona está habilitada para hacerlo en el marco de los tres cuestiones: Régimen comunicacional y alimentario y cuidado personal.
Se la tramita a través del Formulario 1 que se baja de la solapa del CEMARC, en la página web del Poder Judicial, cuyo sitio es www.jussantiago.gov.ar
Habitualmente, se baja y se imprime por triplicado dicho formulario y se entrega en la Mesa de Entradas del organismo, pero en el marco de este contexto sanitario actual, se lo completa y envía por medio del correo institucional.
Cabe apuntar que las partes involucradas deben contar con patrocinio letrado particular; si careciera de recursos para abonar los honorarios del abogado, puede recurrir a la Defensoría Civil y de Familia para que designen un funcionario que lo asista.
En otro orden, la Dra. Buffa aclaró que “es obligatorio pasar por la instancia de la mediación y si fracasa, recién entonces queda habilitada la vía judicial. Puede ser porque no se llegó a un acuerdo o el requerido no respondió. Entonces, se acompaña el acta del resultado de la mediación junto con la demanda”.
Pioneros en la comunicación virtual
La utilización de una plataforma digital para efectuar audiencias virtuales la venía aplicando el organismo hace algunos años, cuando debía establecerse contacto entre partes que se encontraban en Santiago del Estero y en otras provincias.
En tanto y en el actual contexto extraordinario, la utilización de herramientas tecnológicas en la realización de audiencias tuvo un resultado muy alentador, pues se continuó brindando el servicio a la sociedad.
Por otra parte, la funcionaria indicó que “en los últimos meses se incrementó el trabajo. Tenemos ingresados alrededor de1.000 formularios sólo en Capital, desde mediados de marzo hasta la actualidad”.
Al respecto, señaló que “de cada diez formularios ingresados por asuntos de familia, nueve corresponde a pedido de alimentos régimen de asistencia”.
En otro orden, cuando una de las partes involucradas en un conflicto reside en el interior de la provincia, el abogado puede mandar escaneada la documentación e insertar la firma para enviar por correo electrónico a la oficina.
Cuando es necesario notificar al requerido, se remite una convocatoria a su domicilio por medio de la Policía, poniéndolo en conocimiento que tiene cinco días para que, por correo electrónico o llamando por teléfono al CEMARC, informe su voluntad de participar en una audiencia virtual.
Caso contrario, se da por cumplida la instancia y se habilita la vía judicial para continuar con el reclamo.
Este servicio es abierto a la comunidad y la implementación de este organismo es una medida que garantiza el acceso a Justicia, solucionando determinados conflictos, sin necesidad de entablar una demanda convencional.
Para contactarse con el CEMARC, se puede enviar un correo a cemarccapital@jussantiago.gov.ar o vía telefónica al 450-7572 (para Mediación Familiar) y 450-7754 (Mediación Patrimonial). En tanto, para quienes residen en Frías y su zona de influencia, el contacto es (03854) 422-737 y mediaciondefrias@jusssantiago.gov.ar

Rodo Claramonte